Atlántico

ECONOMÍA

Carlos Mouriño adquiere una bodega y acumula 20 inversiones en Galicia

El empresario y presidente del Celta diversifica su capital en vino, aeronáutica, inmobiliaria o construcción

Vendimia en Quinta do Couselo, bodega propiedad de Carlos Mouriño.
Vendimia en Quinta do Couselo, bodega propiedad de Carlos Mouriño.
Carlos Mouriño adquiere una bodega y acumula 20 inversiones en Galicia

Carlos Mouriño Atanes, conocido por ser el presidente de Real Club Celta desde 2006, es también un prolífico empresario con su capital diversificado en sectores como el vitivinícola, la construcción, la promoción inmobiliaria o la ingeniería aeronáutica.
Las inversiones las realiza a través del Grupo Corporativo Ges, una sociedad limitada con participaciones en una veintena de sociedades gallegas. El último movimiento de Mouriño ha sido la compra de una cuarta bodega en Monterrei, según informa "Expansión". Esta es la cuarta que adquiere desde 2013, cuando fundó junto a otros dos socios "Grandes Pagos Gallegos de Viticultura Tradicional", una sociedad especializada en la viticultura con métodos y producciones artesanales.
La empresa adquirida es Boo-Rivero ST, propietaria de una bodega en Vilaza, en el valle de Verín. Ambas sociedades mantenían un acuerdo de producción por el que el grupo de Mouriño elaboraba su marca Fraga do Corvo en estas instalaciones de Verín, que en el último año ascendieron a 120.000 botellas.
Esta adquisición "forma parte de un conjunto de operaciones integrado en un proyecto totalmente innovador en producción vitivinícola, sin enoturismo", destaca "Expansión".
La sociedad del presidente del Celta pasa de producir 120.000 botellas en Monterrei a situar como objetivo las 500.000, más del doble que su producción en Rías Baixas. El crecimiento se basa en la aportación de la bodega adquirida, que tiene como marca principal Fragas do Lecer.
La sociedad Grandes Pagos Gallegos pasó de facturar 276.000 euros en 2016 a 1,57 millones en 2017. El resultado del ejercicio el año pasado fue de 4.751 euros, según el informe económico de Axesor.
Mouriño también es propietario de la bodega Quinta do Couselo, en O Rosal, que produce vino albariño. Paradójicamente, el expresidente del Celta Horacio Gómez también se dedica a la viticultura con una bodega en Tomiño, Altos de Torona.

Inversiones en Galicia
El vino es quizás la inversión más glamurosa del presidente del Celta pero en total acumula una veintena de participaciones en diferentes empresas, que controla a través de Grupo Corporativo Ges. El año pasado cerró con 16.104 euros de beneficio.
Su división de restauración tiene el 60% de la participación de Norfood Desarrollo de Negocios de Restauración Rápida, con sede en el Centro Comercial Camelias y locales en A Coruña y Santiago. También tiene inversiones en el sector inmobiliario, con la participación de un 93,5% en Porta América Inmobiliaria o del 100% en Valdouro Inmobiliaria. También tiene el 90% de la firma López R y Asociados 1931, dedicada a la inversión inmobiliaria.
Su inversión más peculiar es la empresa Utingal, dedicada a la industria aeronáutica. El Grupo Corporativo Ges tiene el 86,53% de la sociedad, que trabaja en contratos con empresas como Airbus, Boeing o Embrair.
Carlos Mouriño también es propietario, en un 75%, de Molduras del Noroeste, empresa dedicada desde 1.972 a la fabricación de revestimientos de madera maciza para paredes y techos con formato de frisos machihembrados así como complementos (rodapiés, cornisas, cantoneras, rinconeras y remates), tarimas y listones para carpintería y construcción.