El alcalde de Vigo pidió la comparecencia del presidente de la Xunta para que diga cuál es su plan para seguir teniendo una caja en Galicia

Caballero evita valorar al Gobierno pero apoya el modelo de cajas

Caballero no quiso valorar las medidas anunciadas por Salgado en rueda de prensa el lunes.Foto: J.V Landín
Era una de las manifestaciones sobre la nueva situación de la caja gallega más esperadas. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, evitó valorar las exigencias que el Gobierno central ha impuesto a las cajas de ahorros, aunque insistió en su apoyo al 'modelo de cajas de ahorro actual' y a Novacaixagalicia, como entidad 'con sede en Vigo' y con un 'equipo directivo procedente de Caixanova'.
Caballero subrayó su 'apoyo total' a la caja gallega, y a un modelo de entidad en la que 'los beneficios se destinan a obra social'.
Además, el alcalde pidió que los actuales directivos de Novacaixagalicia 'lleven adelante su proyecto en la forma en que saben', porque 'tienen un proyecto de futuro bien elaborado'.
No obstante, evitó opinar sobre si este modelo puede correr peligro con las medidas que impulsa el Gobierno, y se limitó a exigir la comparecencia pública del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que 'diga cuál es su plan de futuro' y 'qué proyecto plantea para seguir teniendo la caja'. 'Habla todo el mundo menos el que tiene que hablar, que es Feijóo, y que tiene las competencias', apostilló.
A este respecto, Caballero recordó que Feijóo 'llevó la parte técnica' del acuerdo de fusión entre Caixanova y Caixa Galicia, y ahora debe explicar si mantiene su afirmación 'de que hizo una fusión perfecta'. 'No puede mantener silencio y escapar de la situación, debe comparecer ante los gallegos', pidió Caballero, y también retó a Feijóo a 'que hable de la auditoría de KPMG'.
Pese a las preguntas de los periodistas sobre su valoración de las medidas del Gobierno, Caballero no opinó sobre si las respalda o no, y reiteró que lo que respalda es 'que la caja de ahorros siga en Vigo'. 'Mi papel fue en el último año afianzar una institución financiera en Vigo, y lo mantengo de forma inamovible', señaló, y rechazó que haya 'contradicciones' entre su posición sobre la el mapa financiero gallego y la actuación del ministerio de Economía.
El alcalde vigués reconoció que 'ahora estamos en un escenario financiero diferente' y aseguró que él tiene su propia 'visión de lo que hay que hacer', aunque insistió en que 'primero' quiere que sea el titular del Ejecutivo gallego el que se pronuncie.

Te puede interesar