BBVA recurre el auto que liquida una deuda al entregar un piso

BBVA presentó un incidente de nulidad contra el auto que considera suficiente la entrega de la vivienda al banco para saldar la deuda hipotecaria, alegando que sus razonamientos jurídicos son 'arbitrarios', según consta en el escrito presentado ayer por la entidad, en el que considera que el auto conocido anteayer 'lesiona el derecho fundamental de BBVA a la tutela judicial efectiva' porque sus argumentos para desestimar su recurso 'resultan irrazonables o arbitrarios, en el sentido técnico-jurídico'.
BBVA considera que esta resolución 'no tiene como base el ordenamiento jurídico, sino una valoración moral subjetiva' por parte del tribunal. El auto concluye que la actuación de BBVA se ajusta a la ley pero es 'moralmente rechazable', dentro del contexto actual de la crisis económica y de la 'mala gestión' de los bancos del sistema financiero.

El auto determina que la actuación de BBVA 'no constituye un abuso de derecho', pero considera que la disminución de valor del inmueble no sirve como garantía a la entidad para seguir reclamando los pagos mensuales de la hipoteca al cliente, después de tener que quedarse con la vivienda tras una subasta que quedó desierta.


INAPLICABLE

El banco alega que, en caso de que se llevara esta resolución 'hasta las últimas consecuencias', habría que derogar o considerar inaplicables los artículos 579 y 681 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que regulan las ejecuciones hipotecarias y el procedimiento para exigir el pago de estas deudas.

Esto supondría que 'dejaría de tener sentido la celebración de una subasta para la ejecución de bienes hipotecados', ya que bastaría con adjudicarlos por su valor de tasación inicial al acreedor hipotecario.

Te puede interesar