Atlántico

ECONOMÍA

Barreras debe más de 20 millones a una industria "herida de muerte"

Otros 1.000  empleos están en el aire en el naval de la Ría de Vigo, "herido de muerte", si no se retoma la construcción en el astillero. La plataforma de 32 empresas afectadas critican a sus propietarios y dirigentes y les responsabilizan de que "todo el sector se vaya al traste porque unos pocos quieran sacar rédito"
Alberto Rocha y Enrique Mallón, portavoces de la plataforma.
Alberto Rocha y Enrique Mallón, portavoces de la plataforma.
Barreras debe más de 20 millones a una industria "herida de muerte"

 La crisis en la que está sumido Hijos de J. Barreras -en preconcurso y con una compleja operación de cambio accionaral- es "caótica y de extrema gravedad" y ha puesto contra las cuerdas la viabilidad de la industria auxiliar a la que el astillero adeuda más de 20 millones de euros y que, por el momento, ya  se ha visto obligada a despedir a algo más de 700 personas-. 

La plataforma de empresas afectadas -con 32 compañías- atacó ayer en una comparecencia ante los medios a "los accionistas actuales, dirigentes y propietarios", a los que reclamó "que asuman sus responsabilidades" y que eviten "que todo el sector naval se vaya al traste porque unos pocos quieran sacar rédito", indicó Enrique Mallón, portavoz del colectivo y secretario general de Asime. 
La patronal del metal reaccionó de manera tajante ante las últimas informaciones que apuntan a un enrocamiento en las negociaciones de venta de Barreras al fondo norteamericano Oatkree. "Nos parece inadmisible un atasco por garantías de los propietarios. Las acciones de Barreras valen lo que valen, lo que tiene valor son los proyectos y sería imperdonable que se pierdan barcos que marcarían hitos en España", apunta en relación a los cruceros para Ritz -los primeros que se harían en nuestro país- o el ferri para Armas -que sería el más grande construido con 191 metros de eslora- y a los dos minicruceros para Havila. 
Los acreedores trasladaron su "compromiso total y absoluto" para dar salida a todos estos barcos y así se lo transmitieron a Ritz-Carlton y a Oatkree en un encuentro que mantuvieron ayer por la tarde. La industria auxiliar puso a disposición de la armadora americana a los jefes de obra, mandos intermedios y al personal más experimentado en el ámbito técnico "para acabar los trabajos en un tiempo adecuado". Las empresas proveedoras aseguran que el proyecto del crucero de lujo  es "viable y factible" y que hay "capacidad técnica y financiera suficiente" por parte de los proveedores para terminar los encargos. Eso sí, abonando las deudas contraídas. "El astillero no tiene que acabar en liquidación ni mucho menos si actuamos rápido y hay buena voluntad. Lo que no es viable es cualquier alternativa que pase por no acabar el barco en Vigo. El barco es propiedad de Barreras", señala Alberto Rocha, letrado asesor.n