Economía

Barreras alcanza los 1.000 empleos y recupera parte del turno de noche

Economía

economía

Barreras alcanza los 1.000 empleos y recupera parte del turno de noche

La obra del 'Evrima' está muy avanzada. Se está habilitando el interior (de ultralujo) y falta el pintado del casco.
photo_cameraLa obra del 'Evrima' está muy avanzada. Se está habilitando el interior (de ultralujo) y falta el pintado del casco.
Mientas, la crisis golpea a los astilleros de Vigo, sin ningún contrato en meses y sólo uno este año PÁG. 29

 Barreras acaba de alcanzar el pico más alto de empleo en un solo barco, 1.000 trabajadores en el crucero de lujo que está construyendo y que ya entra en su recta final. El astillero vigués se ha recuperado del parón forzoso por el estado de alarma de meses atrás y en las últimas semanas ha ido incorporando empresas auxiliares con personal que asciende a día de hoy a 800 personas, a las que se suman 200 de la plantilla propia de la empresa. 

El buque llegará a tener unos 1.200 trabajadores tras el verano y se prevé reforzar el turno de tarde -que todavía no está al cien por cien- y el de noche, que ya se ha recuperado con un pequeño retén de operarios, según confirman fuentes próximas al astillero.

La obra se encuentra en una fase muy avanzada tal y como se puede comprobar en el exterior, mientras que en el interior los trabajos se centran en la habilitación -de ultralujo- que dará paso próximamente a las empresas de carpintería. En los últimos meses del año el casco será trasladado a otras instalaciones para su pintado y entrega final a la naviera de Ritz Carlton (Cruise Yacht) que acaba de comprar el cien por cien de Hijos de J. Barreras dando estabilidad económica al astillero y una apuesta por su futuro, pendiente de la llegada de nuevos contratos.

La crisis golpea a los astilleros de Vigo sin contratos en los últimos meses

Los astilleros de Vigo no firmaron ningún contrato en el segundo trimestre del año, tampoco en julio y no se esperan en agosto. Es la factura de la crisis económica derivada de la pandemia, que golpea duro al naval por su gran carácter internacional -los astilleros de la Ría exportan más del 90% de su producción-.
El último informe del naval del Ministerio de Industria revela que la cartera de pedidos a nivel nacional alcanza los 52 contratos y que en el segundo trimestre sólo se firmó uno nuevo en todo el país, concretamente del astillero Armón Gijón. El resto mantuvieron el contador a cero por los efectos del estado de alarma, los cierres de fronteras y problemas en las aduanas que complicaron las operaciones.
En lo que va de año sólo Armón Vigo consiguió pedidos nuevos, dos para Pescamar (Namibia) y uno para Marine Institute (Irlanda) en el primer trimestre. Este astillero suma un total de 10 buques en vigor, la cartera de pedidos más grande en la Ría. Le sigue Nodosa, en Marín, con cuatro barcos; Cardama y Freire con tres; y Metalships y Barreras con un buque cada uno. Casi todos para armadores extranjeros.
Pese al parón generalizado del sector, los astilleros de Vigo mantienen su liderazgo en España con una cartera de pedidos que representa el 47% del conjunto nacional -el año pasado era de más del 60%-; seguida de Asturias con un 29% y País Vasco con un 24%.n

Comentarios