Atlántico

ECONOMÍA

Armadores con contratos en Barreras buscan alternativas para sus barcos

Los sindicatos convocan un paro de cuatro horas en el astillero la próxima semana y preparan una manifestación
El alcalde recibió ayer al comité de empresa de Barreras y sindicatos del naval.
El alcalde recibió ayer al comité de empresa de Barreras y sindicatos del naval.
Armadores con contratos en Barreras buscan alternativas para sus barcos

Consumido el primer mes de preconcurso de acreedores de Barreras, la preocupación está más que instalada entre la plantilla del astillero y los sindicatos han abierto la veda de las protestas sociales ante el crítico escenario: actividad parada, una posible entrada en concurso de acreedores, división entre los accionistas, la cúpula directiva descabezada, y los armadores buscando alternativa a los barcos que tienen contratados.

 La próxima semana están convocados paros de dos horas el martes y el jueves con una concentración a las puertas del astillero de Beiramar y en el entorno, a la que esperan se sumen los trabajadores afectados de la industria auxiliar. Para el día 19 de noviembre está prevista una manifestación con el fin de dar una mayor visibilidad a "un problema social". "Esperamos un tiempo prudencial, lo que nos pidió la empresa, pero la paciencia se agotó porque no vemos avances ni unidad en el consejo", indica Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa que ayer mantuvo un encuentro con el alcalde, Abel Caballero, y los responsables de las federaciones de industria de CC OO y UGT. El representante de los trabajadores lamenta "tener información sesgada sobre qué quiere la propiedad" y entiende que los armadores que tienen barcos contratados con Barreras "busquen alternativas", si bien cree que "tendrían complicado llevarlos fuera" porque les supondría un coste importante dado el estado de construcción de algunos de los buques, como es el caso del primer crucero para The Ritz-Carlton o los minicruceros para Havila.
Los sindicatos pidieron al regidor vigués  que "lidere y esté al frente" de la crisis del astillero "si otros no quieren hacerlo", en alusión a la Xunta.  Abel Caballero, por su parte, mostró su "total compromiso" con la plantilla y su preocupación por una posible entrada en concurso de acreedores (o incluso liquidación) si no se llega a un acuerdo a corto plazo.
El comité ha solicitado una reunión con el consejo, que por el momento no ha sido aceptada. El enlace que los representantes de los trabajadores tienen con el astillero es a través del abogado de la empresa ya que la cúpula está descabezada tras el cese del anterior presidente (García Costas), el director general y el financiero.n