Economía

Alcoa seguirá con el ERE al rechazar el plan del Gobierno

Economía

Economía

Alcoa seguirá con el ERE al rechazar el plan del Gobierno

Manifestación por el mantenimiento de la planta de Alcoa.
photo_cameraManifestación por el mantenimiento de la planta de Alcoa.
La Xunta insta al Ejecutivo central a fijar un precio eléctrico competitivo para San Cibrao a corto plazo

n n n El Gobierno presentó un plan industrial a diez años con dos propuestas enmarcadas en un contrato bilateral con varias fuentes energéticas que garanticen un precio de energía en un rango de 25 a 35 megavatios hora (MWh) para Alcoa, a través de la entrada de socios industriales energéticos o industriales, con el fin de que retire el ERE para 534 empleados de su planta de San Cibrao. Sin embargo, la compañía sostiene que "no le vale", según informó el presidente del comité de empresa de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, tras la mesa multilateral celebrada en la tarde de ayer con presencia de Xunta, Gobierno, empresa y representantes de los trabajadores.
Al respecto, Zan lamenta que Alcoa "no quiere saber nada de este marco", porque se queja de que falta por "concretar" medidas técnicas y plazos. En este sentido, el presidente del comité de empresa remarca que este marco energético "serviría para echar abajo un ERE", con "esos mecanismos por escrito por parte del Gobierno" y "con las fechas". "Sería uno de los motivos para poder tirar abajo el ERE en el que la empresa nos ha metido", agrega.
Así se lo propuso a la empresa el secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raúl Blanco, en el marco de la reunión de la mesa de trabajo multilateral sobre el futuro de la planta de Alcoa en San Cibrao, en el municipio de Cervo (Lugo), ante el comienzo este jueves del proceso formal de despido colectivo de 534 trabajadores en su planta de aluminio. El Gobierno argumenta que la multinacional productora de aluminio también está teniendo problemas en sus distintas plantas alrededor del mundo, como en Québec (Canadá), Ferndale (Estados Unidos) o Córcega (Francia), donde los trabajadores también están concentrándose.
"Lo de San Cibrao no es un fenómeno aislado, lo hemos vivido en A Coruña y Avilés -sus otras dos plantas en España que vendió el año pasado-. Viene de una estrategia corporativa del oligopolio de los productores de aluminio, que genera las consecuencias que estamos viendo", explicó Blanco. Además, puso como ejemplo el acuerdo alcanzando en marzo de 2018 por Alcoa en Noruega para la compra de energía eólica a largo plazo a través de un parque eólico de 330 MW. "El acuerdo de Noruega es perfectamente reproducible en Lugo. No creo que construir un parque eólico sea más barato ni más competitivo en Noruega que en Galicia, y no creo que la alúmina en Noruega sea más competitiva que en San Cibrao", defendió.

valoración de la xunta
Por su parte, el conselleiro de Economía, Francisco Conde, urgió a que el Gobierno fije un precio eléctrico competitivo a corto plazo, más allá del marco energético que proponga para próximos años. En un comunicado, Conde explicó que los contratos bilaterales promovidos por el Gobierno no impiden el cierre de la planta ya que sus efectos comenzarían a notarse a medio y largo plazo.
A este respecto, insiste en la necesidad de que se publique en el BOE la convocatoria de la puja de interrumpibilidad para el segundo semestre, que se concreten las compensaciones por emisiones de CO2 y se apruebe el estatuto para las electrointensivas comprometido hace más de año y medio.n

Más en Economía
Comentarios