El juez ha acordado la tramitación escrita al exceder los acreedores los 300 y teniendo en cuenta las dificultades que supondría celebrar una junta de acreedores

El 28 de febrero, fecha límite para presentar convenio en Pescanova

La empresa o  una quinta parte del pasivo pueden presentar propuesta de convenio.
El juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra ha notificado a Deloitte, administrador concursal de Pescanova, el fin de fase común y la apertura de la fase de convenio en el proceso del concurso de acreedores de la compañía.
En concreto, pone como fecha límite el próximo 28 de febrero para la presentación de propuestas de convenio, por lo que se admitirán los escritos presentados con tal objeto hasta las 15 horas del próximo 3 de marzo.

Asimismo, el juzgado fijó el 31 de marzo de fecha límite para presentar adhesiones o votos en contra a las propuestas de convenio, por lo que si se presentan mediante escrito que incorpore el instrumento público, podrá verificarse hasta las 15 horas del 1 de abril.

El juez ha acordado la tramitación escrita del convenio, al exceder el número de acreedores de 300 y teniendo en cuenta las dificultades que supondría celebrar una junta de acreedores.

Así consta en el auto dictado por el juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra un día después de que la banca atrapada en Pescanova analizara la oferta mejorada de Damm para reflotar la firma, pese a mantener la suya, en alianza con un socio industrial, con el fin de intentar dar continuidad a la compañía gallega y recuperar el máximo de deuda posible.

Durante la reunión, que se prolongó durante varias horas, se evaluó la nueva propuesta del consorcio liderado por Damm, con cesiones a la banca acreedora, que podrá recuperar más del 20% de lo prestado y ser accionista de hasta el 10% de la empresa en el caso de que prospere la oferta de la cervecera catalana.

Fuentes conocedoras de la situación señalaron que la banca no está convencida todavía con la nueva oferta de la cervecera catalana, ya que consideran que una quita del 80% es aún elevada, tras haberla reducido desde una horquilla inicial que oscilaba entre el 85% y el 90%.

Damm mantiene su apuesta por el futuro de Pescanova, centrado en un componente industrial, porque la estructura de la firma es buena y puede seguir funcionando con el conocimiento que aporta su oferta, que supone una inyección de 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía.

La oferta de Damm compite con la presentada por los fondos Centerbridge y Blue Crest, que cuenta con el apoyo de algunas entidades extranjeras e incluye una inyección de capital de hasta 300 millones de euros, 50 millones más que la de Damm, con una quita de deuda de entre el 70% y el 80%.

A pesar de que la cervecera catalana ha movido ficha y de que la oferta de los fondos Centerbridge y Blue Crest se mantiene en la liza, la banca sigue adelante con su oferta, centrada en capitalizar deuda y buscar un socio industrial.

Las siete entidades que integran Pescanova afronta días cruciales para su futuro, ya que de las tres ofertas hay que concretar una de ellas para cerrar el convenio y deberá contar con el respaldo del 51% de los acreedores, tras el visto bueno de la administración concursal y del juez.

Te puede interesar