La barcelonesa Marina García y el cordobés Rafa Muñoz, subcampeones de Europa de natación en piscina corta

A ritmo de platas

La española Marina García, camino de la medalla de plata en los Europeos. (Foto: IAN LANGSDON)
Marina García en los 200 braza y Rafa Muñoz en los 100 mariposa consiguieron las primeras medallas, dos de plata, para el equipo español en los campeonatos de Europa de piscina corta, en la ciudad francesa de Chartres.
Marina García, de 18 años, fue segunda en la final de los 200 metros braza y batió el récord nacional. La barcelonesa paró el crono en 2:20.57 minutos para rebajar el récord de España, que estaba en poder de Mireia Belmonte, en 2:21.65, desde los Mundiales de Manchester de 2008, cuando se competía con los bañadores fabricados con derivados del plástico.

La danesa Rikke Pedersen, plusmarquista continental, ganó la final con 2:17.26 y la ucraniana Ganna Dzerkal la medalla de bronce con 2:21.94.

Muñoz no pudo con el ruso Evgeny Korotyshkin. Éste se llevó la medalla de oro con 49.98 segundos por 50.39 del español, que llegó a la final con el mejor crono de los ocho participantes, y los 50.66 del francés Medhy Metella, bronce con 50.66.

En los 800 libre, María Vilas, nacida en 1996, una de las jóvenes promesas de la natación española, fue séptima con 8:25.31 por los 8:10.24 de la danesa Lotte Friis, medalla de oro. Vilas rebajó la mejor marca nacional de 16 años.

'Esta medalla es una inyección de confianza y moral. Se han notado mucho estos primeros meses de trabajo en Marsella. Era difícil el oro porque el ruso es un gran nadador', dijo Rafa Muñoz.

Te puede interesar