Baloncesto | Euroliga

El Real Madrid pierde el trono de la Euroliga

Sloukas trata de frenar a Campazzo en la final de ayer en Berlín.
photo_camera Sloukas trata de frenar a Campazzo en la final de ayer en Berlín.
El Panathinaikos doblegó al equipo blanco en la final de Berlín tras el descanso

El Real Madrid no pudo conquistar la Euroliga tras perder con claridad por 80-95 ante el Panathinaikos griego en la final, disputada en el Uber Arena de Berlín, un partido en el que el conjunto madridista se vio desbordado en una muy mala segunda parte.

El equipo de Chus Mateo se quedó sin revalidar su título en un último encuentro en el que su rival fue mejor e impuso su libreto para quitarle el trono. Desde 1968, no defendía corona el conjunto más laureado del Viejo Continente y tendrá que alargar esa espera por culpa de un inesperado hundimiento en ataque a partir precisamente de encarrilar la final.

El por entonces todavía campeón, apoyado en su acierto, llegó a dominar al inicio del segundo cuarto (41-27), pero a partir de ahí, fue asfixiado por la defensa del ya heptacampeón de Europa y lastrado por su pobre porcentaje en el triple. Desde esa ventaja, sólo anotó dos puntos menos en el resto del encuentro, únicamente 26 tras el descanso cuando los de Ergin Ataman, que sumó su tercer título en tres años, decidieron la final continental.

No fue la noche desde fuera (11/36 en tiro de tres) ni la de Facundo Campazzo, Mario Hezonja o Walter Tavares, los tres teóricos principales pilares de un equipo donde tampoco tuvo continuidad tras un buen inicio Musa (15).

Te puede interesar