Ryan Lochte, que el jueves batió en Dubai el récord del mundo de los 400 estilos, acabó también con el de 200

Primer día sin medallas para los españoles

La natación española no consiguió sumar este viernes una nueva medalla a las cinco obtenidas en las dos primeras jornadas del Mundial de natación en piscina corta que se disputa en Dubai, cuyo tercer día estuvo protagonizado por el estadounidense Ryan Lochte, que batió su segundo récord del mundo, en los 200 estilos.
Las opciones españolas en la jornada pasaban por Erika Villaecija, otra vez después del oro del jueves, y la madrileña Patricia Castro Ortega en los 400 metros libre, pero concluyeron la final en séptima y octava oposición respectivamente.

También hubo buenas noticias para la natación española procedentes tanto de Aschwin Wildeboer como de Rafael Muñoz, que se clasificaron para las finales de los 50 metros espalda y mariposa.

Wildeboer concluyó con el cuarto mejor tiempo, en tanto Muñoz disputará la final con el quinto mejor tiempo de los participantes.

Mientras, Ryan Lochte, que el jueves batió el récord del mundo de los 400 estilos, paró el crono en 1:50.08 en la prueba de los 200 por delante del austriaco Rogan (1:52.90) y el también estadounidense Clary (1:53.56).

Otro récord que se esperaba que cayera era el de los 50 metros libre por parte del brasileño Cesar Cielo, que se tuvo que conformar con la medalla de oro y volver a batir la mejor marca de los campeonatos, algo que ya hizo en la clasificación.

Te puede interesar