Luis Rubiales no dimite pese a las duras críticas

El presidente de Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. // EFE
photo_camera El presidente de Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. // EFE

Pedro Sánchez, ex cargos del CSD y la AFE mostraron su desacuerdo con el presidente

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), no valora abandonar su cargo en el momento más duro en los cinco años que lleva de mandato, y sin ofrecer una comparecencia pública para poner freno a la ola de críticas desatadas por el beso a Jennifer Hermoso en la ceremonia de entrega de medallas del Mundial, se aleja del ruido al amparo de sus planes familiares, con su retiro de unos días a Motril. El aluvión de críticas que se han desatado tras la llegada a España de la selección femenina campeona del mundo, con Rubiales encabezando la expedición, no cambiarán el plan previsto por el máximo mandatario de la RFEF, según su entorno.

Su intención, como apuntan fuentes cercanas al presidente, es mantener su viaje de una semana a su ciudad natal, Motril (Granada), junto a sus hijas, para descansar unos días junto a su familia y seres queridos. Pese a que todo lo que está aconteciendo está afectando anímicamente a Rubiales, la dimisión de su cargo no entra dentro de sus planes, como tampoco realizar una comparecencia ante los medios de comunicación. El mismo silencio sobre lo acontencido en la celebración del Mundial lo guarda Jenni Hermoso, que intenta desconectar en unos días de vacaciones en Ibiza junto a varias compañeras como Misa Rodríguez, Salma Paralluelo, Alexia Putellas y la pontevedresa Tere Abelleira.

Tras la visita al Palacio de La Moncloa de las jugadoras de la selección nacional y de Rubiales de la mañana de ayer, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aseguró que las disculpas son "insuficientes" y pidió al presidente de la RFEF "continuar" dando "pasos" para aclarar lo ocurrido en Sídney. "Toda la polémica acontecida es por algunos comportamientos del señor Rubiales que manifiestan que en nuestro país queda mucho camino por recorrer en materia de igualdad y respeto. Fue un gesto inaceptable. Las disculpas que ha dado no son suficientes ni adecuadas", aseguró.

Desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) se remite a la postura mostrada por el presidente del Gobierno y confirma a EFE que ha recibido la denuncia de Miguel Galán, presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol en España (CENAFE). Seguirá el proceso de análisis como cualquier denuncia recibida, y se analizará jurídicamente.

Entretanto, Ireno Lozano, expresidenta del CSD, pidió la destitución de Rubiales en redes sociales. "Rubiales no va a dimitir, por tanto, solo cabe destituirle: Por atentar contra la igualdad en el deporte. Por dañar gravemente la imagen de España. Por presionar y revictimizar a Jenni Hermoso. Por mentir. Puede hacerlo el CSD". A lo que Ana Muñoz, exdirectora general del CSD, apuntó que "la Comisión Directiva del CSD puede remitir, sin necesidad de denuncia alguna, propuestas de inhabilitación de presidentes de federaciones cuando considere que han incumplido las normas deportivas", de lo que existen precedentes.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) exigió que se aplique lo establecido en la Ley del Deporte con el presidente de la RFEF, tras lo que califica de "lamentable episodio" en el beso en la boca a Hermoso y el comportamiento con "otras compañeras de la Selección Española en la ceremonia de entrega de medallas del Mundial y la posterior celebración".

Apoyo de las territoriales

También se produjeron muestras de apoyo a Rubiales. Tras una reunión de urgencia, las federaciones territoriales trasladaron al presidente la petición de convocatoria de una Asamblea Extraordinaria y le mostraron todo su apoyo en los momentos duros que atraviesa.

Te puede interesar