Atlántico

FÚTBOL

La jubilación de un 'Niño'

Fernando Torres jugó su último partido como profesional en una derrota con el Sagan Tosu
Fernando Torres se despide una vez terminado el partido.
Fernando Torres se despide una vez terminado el partido.
La jubilación de un 'Niño'

Fernando Torres dijo ayer adiós al fútbol profesional con una dolorosa derrota de su equipo, el Sagan Tosu, por 1-6 frente al Vissel Kobe de Andrés Iniesta, quien participó en tres de los tantos y amargó la despedida del 'Niño' ante su afición. El delantero de Fuenlabrada (Madrid) puso fin a su carrera de 18 años en un encuentro de la liga nipona. Torres e Iniesta, capitanes e ídolos de sus respectivos equipos, se fundieron en un abrazo tras sortearse el saque inicial justo antes de comenzar el partido en un Estadio de Tosu repleto para la ocasión, y en el que también participaron los exjugadores del FC Barcelona Sergi Samper, Isaac Cuenca y David Villa.
Fernando José Torres Sanz (Fuenlabrada, Madrid, 1984) cierra así una carrera profesional en la que ha logrado casi todos los títulos internacionales de selecciones y clubes europeos: un Mundial (2010), dos Eurocopas (2008 y 2012), una Liga de Campeones (2011-12, con el Chelsea) y dos Ligas Europa (2012-13 con el Chelsea y 2017-18 con el Atlético), además de una FA Cup inglesa (Chelsea 2012). 
Balón de Bronce y tercer mejor jugador del mundo en la temporada 2007-08, cuando jugaba con el Liverpool inglés, en aquel año que fue el máximo goleador extranjero de la historia de la Premier League hasta entonces (24 goles). También fue el mejor jugador de la Eurocopa 2008 y el máximo goleador de la Eurocopa 2012. Ninguno de estos éxitos profesionales tendrá comparación para el 'Niño' al único que logró con el conjunto de su vida, el Atlético de Madrid: la Liga Europa del año 2018. Fue su única oportunidad de acudir a festejar un título a la fuente madrileña de Neptuno. 
Ahora, su futuro es una incógnita pero tarde o temprano lo vinculará de nuevo al club rojiblanco. No obstante, el 'Niño' tiene claro que su retorno al Atlético no será para ser una figura decorativa. "Si regreso no será sólo para poner mi rostro, sino para hacer cosas grandes y llevar al club al próximo nivel", aseguró al explicar su retirada. El 'Niño' querrá seguir sumando títulos, aunque ya será fuera del terreno de juego.

JUAN JOSE GARCÍA COTA*

Mi hermano pequeño de corazón Una leyenda por todo lo que ha logrado

Fernando es de esas personas del mundo del fútbol que uno recuerda siempre. Y no sólo por haber sido un futbolista importante en equipos grandes y en la selección nacional, consiguiendo retos históricos para nuestro país, sino que lo recuerdo como un amigo. Lo conozco desde hace mucho tiempo, cuando él era sub-17 y yo empezaba en la Federación. Coincidimos para ser campeones de Europa con la selección sub-19 en Noruega. Y todo este tiempo hasta hoy ha hecho madurar una amistad que yo creo que es ya algo más. Siempre digo que Fernando para mí es como un hermano pequeño y él me acepta este parentesco, que aunque no sea de sangre sí lo es de corazón.
Es un jugador de los históricos de nuestro país, de los que han dejado huella, de los que pueden llamarse leyenda. Porque ha conseguido retos importantes. Yo, como a todos los integrantes de aquel equipo, le agradezco que me haya hecho vivir el hecho de ser campeón del mundo con nuestra selección y nuestra bandera.
Es el momento de decir adiós al fútbol. Fernando es un tipo que no sólo ha utilizado bien los pies, sino que tiene una cabeza que le funciona muy bien. Siempre ha sido un líder sin querer serlo. La gente lo ha respetado por su forma de ser, su forma de proceder, su seriedad, su profesionalidad y su coherencia en muchas situaciones. Él nunca quiso aceptar ese papel de líder que yo creo que por mentalidad, carácter o personalidad si debería haberlo ostentado mucho más de lo que lo ha hecho.
A partir de ahora, para él empieza una nueva vida. Una vida sin el balón en los pies en grandes estadios. Pero estoy seguro de que seguirá ligado al mundo del fútbol porque creo que hay personas que este deporte, o cualquier deporte en realidad, no puede permitirse el lujo de no disponer de ellas.
Desde aquí le mando un abrazo, como se lo doy últimamente por teléfono porque nos vemos poco, y le doy las gracias por las cosas que me ha hecho vivir. Momentos buenos y malos. Porque también hemos llorado abrazados juntos por cosas buenas y malas. Recuerdo después de la final del Mundial de Sudáfrica, que él se lesiona. Con él en el vestuario lloraba al principio por su mala suerte, porque había sido un año muy malo de lesiones e incluso estuvo a punto de no ir al Mundial, y nos abrazamos también por la alegría de haber logrado algo que muy pocos podían soñar. Es mi amigo, mi hermano pequeño y, sobre todo, un gran tipo.

*Juan José García Cota es jefe de los servicios médicos del Celta y de la selección española de fútbol.