Fútbol | Primera División

El Granada consuma su descenso

El portero del Granada, Augusto Batalla, se lamenta por el descenso al final del partido.
photo_camera El portero del Granada, Augusto Batalla, se lamenta por el descenso al final del partido.

El Real Madrid no se apiadó de los granadinos, que ya eran de Segunda antes del duelo

El sábado sirvió para clarificar la parte baja de la clasificación en Primera, la que afecta al Celta. De entrada, permitió certificar el segundo equipo descendido a Segunda División, el Granada, que ya había consumado la pérdida de categoría debido al otro marcador del que estuvo pendiente el celtismo ayer, la victoria del Mallorca en casa ante Las Palmas. Los isleños vuelven a superar, de momento, a los célticos en la clasificación con un punto más, a la espera de lo que suceda hoy en el Metropolitano. Aunque justo antes (14:00, Movistar), habrá que echar un ojo al encuentro del Cádiz en casa contra el Getafe, que servirá para fijar la frontera del descenso una semana más. Para después del encuentro del bloque vigués quedará la visita del Rayo Vallecano al Valencia (18:30, Movistar), que completa el cupo de partidos decisivos para la ya única plaza de caída a Segunda que queda por adjudicar. 

El Real Madrid goleó ayer sin piedad (0-4) al Granada en el Nuevo Los Cármenes, con un doblete de Brahim como actuación destacada además de la portería a cero de un Thibaut Courtois que puede soñar con recuperar su sitio para la final de Liga de Campeones. La tarde en Granada empezó ya torcida para los locales, con la noticia del descenso matemático por la victoria poco antes del Mallorca. Con Los Cármenes lleno, el equipo nazarí no pudo ocultar la depresión en su juego y, pese a que el Madrid tampoco se motivó en exceso, el campeón de Liga impuso sus galones.

Carlo Ancelotti, entrenador madridista, rotó a todo el equipo con respecto al del miércoles contra el Bayern de Múnich, salvo a Rüdiger, y a los visitantes les faltó algo de intensidad atrás. El Granada tuvo sus llegadas por banda y alguna encontraron Lucas Boyé y Uzuni. Sin embargo, los de José Ramón Sandoval tampoco mordieron y el Madrid trianguló con peligro, necesitando poco para marcar. En Wembley quiere estar un Courtois que dejó la segunda portería a cero en dos partidos tras su larga lesión, pero lo cierto es que el belga apenas tuvo trabajo.

En Mallorca, el único tanto llegó justo antes de llegar a la media hora. Antonio Raíllo abrió el juego hacia la izquierda, donde Jaume Costa centró sin dudar; el balón se paseó por el área rival y al segundo palo Gio González enganchó una semivolea de derechas, que rozó en Vedat Muriqi y entró en la portería.

La jornada se completó con la remontada del Villarreal ante el Sevilla con gol en el 97 (3-2) y con el empate del Athletic ante Osasuna (2-2) que alivia al Atlético.

Te puede interesar