Deporte general

"Ante Eslovenia tenemos que estar muy juntos"

Deporte general

RODRIGO CORRALES. Portero cangués de la selección española

"Ante Eslovenia tenemos que estar muy juntos"

El portero cangués Rodrigo Corrales, en un partido del actual Campeonato de Europa.
photo_cameraEl portero cangués Rodrigo Corrales, en un partido del actual Campeonato de Europa.
Rodrigo Corrales (Cangas, 1991) celebra hoy su cumpleaños (29) defendiendo la portería de la selección española en la segunda semifinal del Europeo, con Eslovenia como rival (20:30, TDP). El guardameta cangués está protagonizando un gran torneo, pero asegura que el secreto del éxito de España, todavía invicta, se encuentra en el grupo y en el compañerismo.

¿Cómo va el Europeo, mejor de lo esperado o según lo previsto?
Siempre que preparamos una competición lo hacemos con la máxima ambición y con la ilusión de llegar lo más lejos posible, aunque es verdad que en este Europeo hemos empezado muy bien y nos hemos clasificado con cierta soltura para las semifinales. Y, además, con la participación de todos. Obviamente, estamos muy satisfechos de haber llegado hasta aquí, pero ahora empieza otro torneo y vamos a ver qué pasa. En todas las selecciones estamos todos muy cansados, física y psicológicamente, y ahora vamos a ver cómo respondemos porque el objetivo, que es luchar por las medallas, es muy bonito y nos vamos a vaciar todos.

Al final, España se enfrentará a Eslovenia por un puesto en la final, ¿la preferían a Noruega o les daba igual?
La verdad es que nos daba un poco igual porque las dos son difíciles. Noruega está jugando un balonmano extraordinario, muy rápido, y está haciendo un Europeo increíble. Y Eslovenia es un equipo que nos ha metido en muchos problemas últimamente. Nos ganó el preolímpico en 2016, en 2018 nos derrotó en un partido que nos dolió mucho, aunque después pudimos ganar ese Europeo… Es difícil elegir. En lo único que pensábamos, una vez clasificados, era en acabar con buenas sensaciones la segunda fase y ganar a Croacia, sin pensar más allá.

¿Qué es lo que más le preocupa de la selección eslovena?
Es un equipo con ciertas similitudes al nuestro. Juegan muy bien, rápido, intentan apurar, tirar con contacto, meterse en la defensa… Da muchos problemas y cuesta mucho defender ante ellos. Luego también dependerá de los árbitros, de si están más o menos permisivos, porque Eslovenia tiene jugadores muy rápidos, que quizás no son tan grandes pero van muy bien en el uno contra uno y utilizan muy bien la velocidad que tienen para tirar con contacto. Además, son muy ordenados y en defensa tienen gente más grande y es bastante duro, en el sentido de que van muy al límite: buscan siempre las faltas o una sanción.

¿Si pudiera elegir, qué tipo de partido le interesa a España en esta semifinal?
Nos interesa un partido en el que, defensivamente, podamos estar juntos, que no encuentren los espacios esos que ellos aprovechan muy bien para meterse y si no meten gol buscan situaciones de penalti, de exclusiones… Tenemos que estar juntos para que si nos ganan la jugada, pueda tirar alguien solo pero sin tracción. También nos interesa un arbitraje que no pite todo lo que les beneficie a ellos y luego tenemos que seguir jugando a lo mismo. Somos un equipo con experiencia, veterano, y en una competición tan larga es difícil mantener el ritmo, pero tenemos que utilizar nuestras bazas, repartir minutos, no estresarse cuando las cosas no vayan bien y madurar el partido para después ganarlo.

¿Individualmente, está satisfecho con los minutos que está disfrutando y el juego que ha desarrollado hasta ahora?
Sí. Ya llevo unos cuantos años con la selección y el solo hecho de estar en un equipo tan importante, con tanta historia, ya es un orgullo. Después, a nivel individual siempre que salgo me encuentro bien porque el seleccionador tiene confianza en mí, siempre me da minutos y estoy contento por varios motivos, sobre todo porque es un orgullo estar aquí. Es un reconocimiento al trabajo de todo el año y me siento importante en el equipo.

La portería, además, está siendo fundamental para España en este torneo, tanto con usted como con Pérez de Vargas.
La verdad es que nos estamos sintiendo a gusto. Vamos rotando y estamos ayudando al equipo. Hay veces que las defensas nos ayudan un poco, porque defendemos a intentar robar muchos balones y otras veces somos nosotros los que los mejoramos a ellos. Al final, la portería en el balonmano es fundamental, pero el portero también depende de la defensa. 

La selección española está consiguiendo grandes resultados desde hace ya unos años, ¿cuál es el secreto?
Que en nuestra selección no hay ningún ego y prima el equipo por encima de todo. Si la miras jugador por jugador, al final todos estamos en equipos que pelean para ganar ligas, copas y ligas de campeones. En el PSG, por ejemplo, estamos casi obligados a ganarlo todo y lo mismo le sucede a Gonzalo Pérez de Vargas en el Barcelona, los Dujshebaev en el Kielce, Julen Aginagalde y Ángel… Todos somos gente que estamos en buenos equipos, pero además en la selección funcionamos también como un equipo. No hay malos gestos entre compañeros, lo que sí se ve en otras selecciones. El compañerismo es esencial.

La próxima temporada cambia el PSG por el Veszprem, ¿qué le ofrece el equipo húngaro?
Es un cambio entre un equipo obligado a ganar la Liga de Campeones y otro equipo obligado a ganarla. El nivel de exigencia es el mismo y me encuentro muy bien en París, pero ha llegado un momento en que tenía que decidir si continuar o irme y en ese aspecto me convenció la idea de ir a Hungría por el proyecto, por la ambición que tienen. Me gustan los retos.

Lo que resulta complicado es volver a España.
Es la situación que hay, que es una pena pero hay que aceptarlo. A la mayoría de los jugadores de la selección nos gustaría que hubiera una Liga Asobal más competitiva, en la que pudiéramos elegir más equipos a los que ir, no solamente al Barcelona. Que fuera la liga que era antes porque es verdad que ahora se están haciendo las cosas bien otra vez y hay cada vez más equipos fuertes, pero todavía faltan proyectos para competir al más alto nivel en Europa.

Desde la lejanía, ¿cómo está viendo al Frigoríficos esta temporada?
Siempre lo sigo y tiene mucho mérito porque lleva muchos años en la élite con muy pocos recursos. Este año está con un proyecto nuevo intentando salvarse y creo que está haciendo las cosas bien, trabajando con gente joven, y sólo le falta tener en la segunda vuelta esa pizca de suerte que le faltó en algunos partidos en la primera. 

Más en Deporte general
Comentarios