Atlántico

PIRAGÜISMO

El K4 más ilusionante

Los subcampeones del mundo comienzan la pretemporada 
en Asturias y entrenarán en Valencia para aclimatarse a Tokio
Rodrigo Germade, que no pudo entrenar ayer, observa a Saúl Craviotto.
Rodrigo Germade, que no pudo entrenar ayer, observa a Saúl Craviotto.
El K4 más ilusionante
El K4 español subcampeón del mundo de Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper y el cangués Rodrigo Germade comenzó ayer en Asturias su preparación para los Juegos Olímpicos de 2020 con una ilusión "impresionante", según dijo  el técnico Miguel García. A final de mes, entre el 20 y el 30 de octubre, realizarán una concentración en Valencia para entrenar en agua salada en busca de condiciones similares a las que presenta la bahía de Tokio.
Además de Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade –afectado ayer por un proceso gripal que le impidió salir al agua–, completan el grupo de 500 metros que trabaja en Trasona (Corvera) el asturiano Juan Oriyés, el madrileño Enrique Adán y los hermanos zamoranos Daniel y Marcos Abad.
Miguel García explica que el K4, depsués de un año "tan complicado", "necesitaba unas vacaciones, sobre todo a nivel mental. Fue un año con muchos acontecimientos inesperados y con problemas en la preparación, si bien el resultado está ahí y fue un éxito de todo el equipo español".
Saúl Craviotto indicó que empiezan "con mucha ilusión y ganas" porque es el último año del ciclo olímpico con Tokio "a la vista", donde van a intentar "luchar por ganar a los alemanes y estar ahí". "Siempre entrenamos en agua dulce. Ahora, tenemos que centrar el tiro y practicar en las condiciones en las que nos vamos a jugar el pellejo en Tokio, por eso iremos a alguna ría y también al puerto de Valencia", comenta.
Craviotto reitera que el K4 alemán "es el enemigo a batir". Fue el campeón del mundo en 2017, 2018 y 2019, por lo que es un adversario "muy sólido", aunque también están "los eslovacos, húngaros y rusos".n