Atlántico

PRIMERA DIVISIÓN

El Girona se pone a tiro

El Villarreal sale del descenso tras vencer al equipo gerundense, próximo rival del Celta

Portu intenta escapar de Mario Gaspar en el partido disputado ayer en Montilivi.
Portu intenta escapar de Mario Gaspar en el partido disputado ayer en Montilivi.
El Girona se pone a tiro

El Villarreal dio ayer un paso de gigante hacia el objetivo de la permanencia en la élite del fútbol español al deshacerse (0-1) del Girona en Montilivi, donde los pupilos de Eusebio Sacristán, que encajaron la cuarta derrota consecutiva, no ganan desde hace más de cinco meses. Por el contrario, el conjunto catalán, próximo rival del Celta en Balaídos, se mete de lleno en la lucha por la salvación al quedar a dos puntos de los vigueses, que tienen la oportunidad de superarlo en la jornada que viene.
El Villarreal pronto impuso su calidad sobre el césped de Montilivi, sometiendo al cuadro local con gran intensidad.
Samu Chukwueze y Ekambi, incrustado en la banda izquierda del 4-2-3-1 con el que Javier Calleja sorprendió a Eusebio Sacristán, rozaron el gol en los primeros compases del partido, justo antes de que, en el minuto 7, Pablo Fornals culminara un contraataque de libro del Villarreal poniendo un excelente balón a la espalda de la defensa rojiblanca, incapaz de detectar la presencia de un Samu que batió a Bono en el uno contra uno con un remate ajustado al palo derecho del arquero, que reclamó unas manos de Iborra en la frontal del área visitante en el inicio de la jugada. El tanto cambió el partido, con el Girona en ataque, pero el marcador no se movió. 

Girona: 
Bono; Jonás Ramalho (Pedro Porro, min. 69), Alcalá, Juanpe, Raúl García Carnero (Kévin Soni, min. 85); Aleix García, Pere Pons, Borja García; Patrick Roberts (Doumbia, min. 63), Stuani y Portu.
Villarreal: 
Sergio Asenjo; Mario Gaspar, Álvaro González, Funes Mori, Quintillà Iborra, Cazorla; Chukwueze Pedraza, min. 76), Fornals, Karl Ekambi Cáseres, min. 56); y Bacca (Gerard Moreno, min. 89).
Gol: 
0-1, min. 7: Samu Chukwueze.
Árbitro: 
Adrián Cordero Vega (Colegio cántabro). Amonestó a los locales Juanpe y Pere Pons, y a los visitantes Pablo Fornals, Samu Chukwueze, Mario Gaspar, Santiago Cáseres y Funes Mori.
Incidencias: 
Partido disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 11.535 espectadores.