Atlántico

COPA AMÉRICA

Brasil, a ritmo de gol

Los anfitriones se impusieron 3-0 ante Bolivia con una destacada actuación de Coutinho

Coutinho, tras marcar uno de los dos goles que le dieron la victoria a Brasil en el partido inaugural.
Coutinho, tras marcar uno de los dos goles que le dieron la victoria a Brasil en el partido inaugural.
Brasil, a ritmo de gol

Philippe Coutinho, gracias a un penalti en el minuto 50 señalado con ayuda del VAR y a otro tanto tres minutos más tarde, despejó el camino de la anfitriona Brasil, que derrotó por tres a cero a una peleona Bolivia en el partido inaugural de la 46ª edición de la Copa América. Everton, delantero del Gremio, cerró la cuenta brasileña en el 85 con una jugada individual culminada con un primoroso remate desde fuera del área.
A pesar del abultado resultado, el conjunto 'canarinho' –que no vence el trofeo continental desde 2007–, dio la sensación de iniciar de forma renqueante su andadura. Sin la magia de Neymar, lesionado en el tobillo y envuelto en un turbio caso de supuesta violación, le bastó el videoarbitraje y una buena combinación de ataque culminada por Coutinho a pase de Roberto Firmino para evitar un sofoco.
Embalados por la rotunda victoria en el último amistoso antes de comenzar el torneo –un 7-0 a Honduras–, los brasileños buscaron repetir el guión. Sin embargo, el dominio sofocante que pretendían se transformó rápido en una sucesión de previsibles centros laterales y de varias imprecisiones de pase y remate. El público local, que coreó el himno brasileño, fue languideciendo su entusiasmo a medida que los Coutinho, Firmino o David Neres se trababan ante la disciplinada zaga boliviana.
No fue hasta el minuto 20 que ocurrió algo reseñable: en una jugada aparentemente anodina, el argentino Néstor Pitana se ayudó del VAR para sancionar un manotazo del boliviano Saucedo al madridista Casemiro. El primer remate con peligro de Brasil se demoró casi media hora. Fue un disparo de Firmino repelido por Carlos Lampe. El delantero del Liverpool también desaprovechó un mal pase del portero boliviano estrellando su remate en un defensa visitante.
Bolivia, muy junta en sus líneas y casi sin posesión del balón, derrochó energía para cortar opciones de pase e incomodar la estéril posesión local, pero sólo pudo hacerlo hasta que el físico aguantó. 
Los nubarrones se despejaron en el segundo tiempo para los anfitriones. Pitana volvió a echar mano del videoarbitraje para pitar una mano de Justiniano cortando un pase de Richarlison en el área. Coutinho transformó la pena máxima y tres minutos después cabeceó a la red un pase de Firmino. Everton disfrutó de los diez minutos de juego que dispuso para anotar el gol de la noche, un remate a media altura desde fuera del área que entró por el poste izquierdo de Lampe. Tres cero y los deberes hechos para una Brasil que no convenció.n