Deporte general

El Barcelona vive una calma tensa en medio de dos tempestades

Deporte general

fútbol

El Barcelona vive una calma tensa en medio de dos tempestades

Leo Messi, visiblemente afectado por la goleada infligida por el Bayern.
photo_cameraLeo Messi, visiblemente afectado por la goleada infligida por el Bayern.
Bartomeu esperará a la reunión de la junta en unos días para tomar decisiones drásticas

Dicen que después de la tempestad siempre llega la calma. En el caso del Barcelona, que fue barrido del campo por el Bayern en un escandaloso 2-8 el pasado viernes, está siendo así. Pero no por mucho tiempo. Porque en el club azulgrana tienen claro que se acerca un nuevo tumulto con las decisiones que se tendrán que tomar desde la cúpula directiva.
Minutos después de la histórica derrota ante el Bayern Múnich, el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, anunció que en los próximos días se tomarían "decisiones", algunas de las cuales "ya estaban pensadas antes del retorno de la Champions League". 
Pero, según han informado a EFE fuentes del club, ninguna de estas decisiones tendrá lugar antes de la reunión de la junta directiva que se celebrará a principios de semana a pesar de que aún no está convocada. Sobre la mesa hay diferentes asuntos: desde la destitución de Quique Setién y la elección del nuevo entrenador (el argentino Mauricio Pochettino es el mejor situado mientras Xavi Hernández aún no quiera dar el paso) al anuncio de las elecciones, que podrían celebrarse en el mes de marzo. Además, también habrá que tomar decisiones respecto a los jugadores que continuarán en el club la temporada que viene, que empezará en menos de un mes, y sobre posibles cambios en la dirección deportiva, en la cual Ramon Planes podría ganar peso en detrimento de un Éric Abidal con una imagen muy deteriorada por el desgaste del equipo en los últimos tiempos. 

Pancartas contra directiva y plantilla
Una veintena de aficionados del Barcelona recibieron ayer con gritos y pancartas de protesta a los jugadores y los directivos en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, después de la bochornosa derrota del viernes ante el Bayern de Múnich en Lisboa. En los carteles se pudieron leer lemas como "directiva y jugadores, la vergüenza de 121 años de historia" y "menos lujo y más orgullo".
Los aficionados se concentraron en la puerta de salida de los coches en la ciudad deportiva, desde donde increparon a los jugadores y los directivos que pasaron por allí con sus vehículos para dirigirse a sus respectivos domicilios. A causa de ello, algún aficionado les gritó que lo que debían hacer era "trabajar" y no irse a casa.

Una renovación para nada sencilla

Los "cambios drásticos" anunciados por el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, tras la apabullante derrota sufrida anoche ante el Bayern Munich, incluyen, por supuesto, la salida de algunos pesos pesados de la plantilla barcelonista, que ante el Bayern de Múnich sacó el once titular más veterano de la historia de la Liga de Campeones: 29 años y 319 días.
El mismo Gerard Piqué (33 años) dijo al finalizar el partido que, si hacía falta que él se fuera para dejar paso a "sangre nueva", se ofrecía como voluntario.Pero Luis Suárez (33) es el nombre que con más fuerza se ha añadido a las posibles bajas durante las horas posteriores a la debacle de Lisboa. Su marcha permitiría dejar un hueco para la llegada del delantero centro deseado, el argentino Lautaro Martínez (22), siempre que el Barcelona pudiese permitirse un desembolso económico de 100 millones de euros, algo muy complicado debido a la situación financiera del club, o lograse un intercambio de jugadores con el Inter. 
Una posible solución sería liberarse de los altos salarios que perciben jugadores como Rakitic (32), Umtiti (26), Alba (31), Vidal (33) y Busquets (32), quienes están en el mercado. Pero, de momento, ningún gran club quiere asumir su ficha y ellos no están por la labor de renunciar a los años que les quedan. Tampoco se descartan las salidas de Griezmann (29) y Dembélé (23). Quien prácticamente está fuera es Braithwaite (29). 
En el capítulo de altas, Ansu Fati (17), Riqui Puig (21) y Ronald Araújo (21) tendrán ficha del primer equipo. Pjanic (30) y Trincao (20) son los únicos fichajes que tienen puesto asegurado en la plantilla. El futuro de Pedri (17) dependerá del número de salidas en la punta del ataque, y a Matheus Fernandes (22) se le buscará una nueva cesión.Hay mucho trabajo por hacer en la dirección deportiva del club y la nueva temporada dará inicio en menos de un mes.n

Más en Deporte general
Comentarios