Atlántico

CELTA

"Si vuelvo al Betis, para mí es muy importante dejar al Celta en Primera"

Ryad Boudebouz (Colmar, 1990) es un hombre risueño. Con tal locuacidad que ha aprendido un muy aceptable castellano en apenas año y medio. Ahora, se siente cada vez más cómodo en el Celta, cuya salvación pone por delante de su querencia de minutos, por la que dejó el Betis el pasado enero. Y si se va, quiere dejar al equipo vigués en Primera.

Boudebouz se muestra cada vez más feliz en el Celta.
Boudebouz se muestra cada vez más feliz en el Celta.
"Si vuelvo al Betis, para mí es muy importante dejar al Celta en Primera"

Llega un partido sin Iago Aspas y usted apunta a ser el sustituto.
Lo primero es que no sabemos si voy a jugar. Habrá que preguntar al entrenador. Pero ese sitio donde juega Iago es el mío, donde jugué en Francia muchas veces, donde me siento cómodo y donde puedo ofrecer todo lo que puedo hacer en un campo de fútbol.

¿Siente como una responsabilidad tener que suplir a un jugador así?
Claro. Pero yo juego para ayudar al equipo, disfrutar de minutos y ayudar al club a salir de esta situación. No me paro a pensar en si voy a hacer de Iago o de otro compañero. Juego para ayudar al equipo.

Da la impresión de que se va encontrando cada vez mejor.
Sí, mucho, mucho mejor. Ahora conozco a todo el mundo, me siento cómodo en el grupo, con el entrenador, en la ciudad... Y eso cuenta mucho para mí. Tengo que estar bien donde juego para poder alcanzar mi mejor nivel. También mis compañeros me están ayudando.

En el partido ante la Real fue clave en dos goles. ¿Fueron sus mejores minutos?
Estoy aquí para eso. Quiero estar en acciones así lo máximo posible a lo largo de un partido. Cuando entré el otro día, sabía que iba a haber espacios y también Hugo hizo muchas cosas para ayudarme. Supimos aprovechar todo eso.
Decide venir a Vigo en enero, pero el equipo se mete en descenso, cambia de entrenador... ¿Llegó a pensar: me equivoqué, tendría que haberme quedado en el Betis?
No, no, no, no. Fue una decisión buena venir. Sabía que podía jugar más que en el Betis y también ayudar al equipo. Y poco a poco, las cosas están saliendo bien para mí y para el grupo. Para eso estoy aquí.

¿El cambio de entrenador le hizo dudar más?
La verdad es que no. Con los dos he estado bien y las ideas del nuevo míster me gustan mucho. Intentamos jugar, haciendo bien las cosas, y ése es mi estilo.

Hace quince días el equipo estaba en una situación muy delicada. ¿Había vivido ya algo así?
Muchas veces. En Francia pasé cuatro o cinco años así. Estoy un poco acostumbrado a situaciones así y sé que en momentos así hay que estar todos juntos para pelear y sumar puntos. Ése es el único camino.

Le han servido esas duras experiencias en Francia.
Muchas veces. Incluso allí fue más difícil porque tenía otro rol en el grupo. Yo estoy aquí para asumir responsabilidad en el campo. A mí eso no me molesta. Tengo ganas de hacerlo y estoy aquí para eso. Lo que la gente diga bueno o malo de mí no me importa. Yo quiero estar aquí para ayudar a mis compañeros y dejar aparte las tonterías.

La última semana habrá traído felicidad al grupo.
Cuando ganas todo el mundo está feliz. Estamos mucho mejor tras estos tres partidos, con la cabeza más limpia. 

El entrenador ha logrado que todos se sientan implicados al dar minutos a casi todos.
En cada momento, a cualquiera le puede tocar entrar en un partido y tiene que ayudar. Es importante que el técnico tenga a todo el mundo concentrado para ayudar.

¿Y ahora?
Hemos hecho una cosa buena pero ahora empieza lo más difícil. Con el partido en Madrid, que sabemos que es muy difícil, y con el de Girona. Para mí, ese partido, después del de Villarreal, es el más importante al ser un rival directo. Esos puntos los tenemos que sumar.

En esa pasada semana es obvio que se ha mejorado en resultados y en goles. ¿Pero no falta en juego?
Claro. Pero en esta situación y en este momento no podemos hacer el juego que todo el mundo quiere. Tenemos que sumar puntos lo más rápido posible. Y si salimos de esta situación, ya podremos jugar de otra forma. Pero ahora lo básico es sumar puntos.

¿Cree que la del Atlético puede ser una gran oportunidad para usted  de ganar continuidad?
Eso espero, pero ahora no puedo pensar sólo en mí. Tengo que pensar en el grupo. No sé si voy a volver al Betis pero si lo hago, quiere salir del Celta con el equipo en Primera. Para mí es muy importante. No estoy aquí solo para tener minutos en lo personal. Yo voy a hacer todo lo posible para que el Celta se quede en Primera.

¿Qué le falta por ver a la afición de Vigo de Ryad Boudebouz, puede dar más?
Puedo dar muchísimo más. En mi sitio, con continuidad... Cuando lo he tenido en Francia, todo ha salido bien. La gente que siga la liga francesa lo puede corroborar.

¿Cuando llegó al Betis, hubo alguna oportunidad de fichar en Vigo?
No. El único contacto en España fue con el Betis.

¿Y ese futuro en junio? Su idea aquí era tener minutos...
Claro. De verdad que estoy muy cómodo aquí. Pero hay que ver lo que quiere el club, qué va a pasar con el equipo... Se verá al final de la Liga. Por el momento sólo hay que pensar en la salvación. 

Una cuestión. En Vigo todo el mundo está enamorado de Iago Aspas...
Nosotros también (ríe).
¿Ha coincidido en su carrera con un  jugador que sea tan fundamental para un equipo?
Sí. Cuando estaba en el Sochaux teníamos a Marvin Martin, que fue internacional con Francia. Pero lo que está haciendo Iago durante tantos años es muy difícil en el fútbol. A mí me encanta jugar con él porque siente el fútbol como yo lo vivo en el campo. Para mí es más fácil con jugadores como él, Boufal... jugadores técnicos.

El sábado habrá que demostrar que se puede ganar sin Iago.
Queremos ganar, con él o sin él. Si cogemos puntos rápido estaremos mucho más tranquilos. Hay que sumar, como sumamos en Huesca un punto muy difícil pero muy importante.