Deporte local

La vida nueva de Pape Cheikh

Deporte local

celta

La vida nueva de Pape Cheikh

Pape Cheikh, ayer, en el entrenamiento del Celta en las instalaciones deportivas de A Madroa.
photo_cameraPape Cheikh, ayer, en el entrenamiento del Celta en las instalaciones deportivas de A Madroa.
El centrocampista del Celta, titular con Óscar García, afirma que "quiero devolverle la confianza y ayudar al equipo"
La llegada de Óscar García Junyent al banquillo del Celta ha transformado notablemente al equipo vigués y uno de los cambios más significativos se encuentra en la situación de Pape Cheikh, que ha pasado de disputar unos pocos minutos con Fran Escribá a convertirse en un fijo en las alineaciones del entrenador catalán.
De hecho, el canterano de origen senegalés ha participado por primera vez en cuatro partidos consecutivos con el primer conjunto celeste y ha igualado su mejor marcada de encuentros seguidos como titular, con tres.
Pape jugó 17 minutos en el choque contra el Getafe, el último de Escribá como preparador céltico, y a continuación fue titular ante Barcelona (80 minutos), Villarreal (75 minutos) y Valladolid (90 minutos). Aunque en sus dos etapas como celeste ha disputado 38 partidos oficiales, solamente en otra ocasión había encadenado tres desde el inicio, en la temporada 2016/17, cuando se enfrentó a Eibar, Granada y Betis entre las jornadas 31 y 33 de Liga.
Solamente Pione Sisto, que ha jugado también los tres últimos partidos como titular, ha cambiado tanto su situación en el equipo vigués desde la llegada de Óscar García Junyent.
Pape asegura que su trabajo siempre ha sido el mismo, pero reconoce que el relevo en el banquillo ha mejorado notablemente su papel dentro del grupo. "Me siento muy bien, la verdad. Siempre me he sentido bien, pero ahora ha llegado un nuevo míster que ha confiado en mí y sólo quiero devolverle esa confianza en el campo y ayudar al equipo en lo que haga falta", explicó ayer el jugador en una rueda de prensa en la que agregó que "yo creo que en mí no ha cambiado nada. Siempre entreno bien y lo doy todo para tener mi oportunidad y aprovecharla. Y eso es lo que ha cambiado".
Pape Cheikh juega esta temporada en el Celta cedido por el Olympique de Lyon, pero ayer insistió en que le gustaría quedarse en Vigo. "Siempre lo he dicho. Esta es mi casa y ojalá pueda quedarme aquí muchos años más", dijo.
Si el canterano es la cara la llegada de Óscar García, la cruz podría ser Okay, que no ha jugado un solo minuto. "Yo los veo a todos bien, pero al final hay alguien que elige, que es el entrenador", señaló Pape.n

Más en Deporte local
Comentarios