Atlántico

SOCIEDAD

Un vecino de Orihuela, sexta víctima mortal de la gota fría

En su avance hacia el oeste dejó destrozos, inundaciones, evacuaciones y cortes en los transportes
Vecinos de Villanueva del Trabuco, Málaga, limpiando las calles.
Vecinos de Villanueva del Trabuco, Málaga, limpiando las calles.
Un vecino de Orihuela, sexta víctima mortal de la gota fría

n n n  Un vecino de Orihuela (Alicante) de 41 años hallado ayer muerto, se convirtió en la sexta víctima mortal del episodio de gota fría que desde el pasado jueves azota el sureste peninsular, que avanzó hacia el oeste en una jornada con nuevos destrozos, inundaciones, evacuaciones y cortes en los transportes.
El hallazgo de la nueva víctima en una zona de campo de la pedanía de La Matanza incrementó la cifra de víctimas mortales de una "crisis de protección civil" que, según advertía durante una visita a las zonas afectadas el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aún no ha terminado.
La Vega Baja del Segura (Alicante) era de nuevo una de las zonas más afectadas por la DANA (depresión aislada en niveles altos), cuya situación se vio agravada ayer  por nuevos desbordamientos que obligaron a las Fuerzas Armadas a rescatar a más de 450 personas aisladas en municipios y edificios diseminados, especialmente en Orihuela, Dolores, Redován y Almoradí. "El agua nos ha atacado por todos los frentes", ha relatado a Efe el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, que ha recalcado que la población ha recogido 472 litros por metro cuadrado. Y en Torre Pacheco (Murcia), el desbordamiento simultáneo de tres ramblas obligó a lanzar un nuevo aviso de desalojo a sus vecinos. 
En Murcia ha podido reabrir el aeropuerto internacional, clausurado el viernes por las lluvias torrenciales, que obligaron al Ministerio de Justicia a poner en marcha un plan de emergencia para garantizar el funcionamiento de los órganos judiciales de San Javier, Molina del Segura y Cieza.
En Andalucía, la gota fría dejó más de 700 incidencias, sobre todo en las provincias de Málaga -donde se activó el plan de emergencias por riesgo de inundaciones- y Granada (con 327 y 251 avisos, respectivamente), y puntualmente en Almería (35) y Jaén (32), la mayoría por anegaciones de viviendas, garajes, locales y rescates e incidentes en carretera. En la madrugada, en Alhaurín El Grande (Málaga) el agua forzó el desprendimiento de muros, arrastró coches hasta cien metros y arrancó la tubería de la pedanía de Villafranco del Guadalhorce.
En Málaga cayó la cubierta de un pabellón polideportivo en construcción y un ficus centenario, mientras que en Huércal (Almería) la Policía Local rescató a dos personas sorprendidas por la acumulación de agua en la autovía A-350.
Los efectos del temporal también se hdejaron notar en Castilla-La Mancha, donde once personas fueron rescatadas, una de ellas una bebé de once meses, y han permanecido cortadas en la provincia de Albacete varias carreteras.
Los aeropuertos del Levante han podido operar con normalidad, toda vez que por la mañana reabrió el de Murcia, cerrado el viernes.

visita de sánchez
En su visita a las zonas valencianas y murcianas más castigadas por el temporal junto a los ministros del Interior y Fomento, Fernando Grande Marlaska y José Luis Ábalos, el presidente del Gobierno en funciones ha respondido a los vecinos que han pedido ayuda al Gobierno con el siguiente mensaje: "Vamos a estar ahí".
Sánchez advirtió de que el episodio no ha concluido y urge una "respuesta coordinada" para asistir a las zonas afectadas. Y aunque recalcó que aún es "muy prematuro" cuantificar los daños que han sufrido las zonas anegadas, comprometió la ayuda del Ejecutivo a la recuperación.n