Atlántico

SEGUNDA DIVISIÓN B

Una piedra en el camino

El Coruxo sucumbió en el estreno liguero a manos de un Pontevedra con más ritmo
Yebra y Sylla persiguen al excéltico Víctor Vázquez mientras Jacobo Trigo vigila de cerca la acción.
Yebra y Sylla persiguen al excéltico Víctor Vázquez mientras Jacobo Trigo vigila de cerca la acción.
Una piedra en el camino

El primer paso del Coruxo en su décima temporada consecutiva en Segunda División B fue en falso. Al vacío. El debut de Míchel Alonso al frente del conjunto vigués se saldó con una derrota ayer en Pasarón, frente a un Pontevedra que aprovechó su mayor ritmo para hacer dos goles en el primer acto que dejaron resuelto el choque. Ambos con protagonismo negativo de Yéremi Valerón, que tuvo un mal estreno como jugador verde. El canario se tragó un caño de Álvaro Bustos en el primer gol, en el minuto 8, y se metió en su propia portería el segundo, en el 35.
Y es que el tempranero tanto de Bustos, que como ya hiciera el curso pasado, volvió a ser diferencial frente a los verdes, marcó el devenir del choque. El gol no hizo bajar el ritmo a los locales, que siguieron acechando la portería defendida por Alberto en busca de un segundo gol para aumentar la renta y afrontar el resto del choque con más tranquilidad. Nacho López, Adighibe y Javi Pazos tuvieron las ocasiones, tras buenas jugadas colectivas e individuales. No obstante, el Coruxo estaba bien plantando en defensa y se defendía de las embestidas del Pontevedra. 
Pero nada pudo hacer en el minuto 35, cuando Adihibe, esa vez sí, logró el tanto. Una buena jugada por banda izquierda terminó con un disparo que tras rebotar en Yéremy entró dentro de las mallas. Jarro de agua fría.
El Coruxo fue incapaz de reaccionar tras el paso por los vestuarios, mientras que el Pontevedra empezó tal y como terminó el primer tiempo. Atacando. Un robo de Javi Pazos en la frontal terminó con un disparo que se marchó por bien poco por encima del travesaño. Tras ese momento, el Coruxo se hizo con el dominio del esférico ante la defensa en bloque bajo de los locales, que buscaban una contra para sentenciar el encuentro. 
Pero esa posesión de los de Vigo era estéril, pues no llegaban a generar ocasiones de gol para igualar la contienda. Una de las buenas noticias que dio el partido, de aquellas que alegran a todo el aficionado del mundo del fútbol, fue la vuelta a los terrenos de juego de Javi López, que entró por Javi Pazos y volvió a jugar tras muchos meses lesionado y a recibir el cariño de la afición local.
El equipo granate siguió llevando el control del partido, ya fuera mediante la pelota, ya fuera mediante los espacios. Míchel Alonso trató de agitar el manzano con los cambios, pero ni Youssef Al-Watani, ni Álex Ares, ni José Barril fueron capaces de relanzar al conjunto de O Vao.
De hecho, Alberto tuvo que aparecer para evitar el tercer gol local, tras un disparo de Bustos. Y pese a que Mateo estuvo a punto de acortar distancias con un tiro al palo, el electrónico ya no se movió. El Coruxo no pudo hacer nada para sumar al menos un punto y se fue de vacío del primer derbi del curso. 

Pontevedra: 
Edu; Nacho López, Víctor Vázquez, Pol Bueso, Álvaro Naveira; Sana, Berrocal (Álex Fernández, min. 70); Álvaro Bustos, Romay, Javi Pazos (Javi López, min. 67); y Adighibe (Pedro Vázquez, min. 75).
Coruxo: 
Alberto; De Vicente, Crespo, Lucas, Yéremi Valerón; Yebra, Jacobo Trigo (Barril, min. 74), Mateo; Sylla (Youssef, min. 74), Añón y Silva (Álex Ares, min. 54).
Goles: 
1-0, min. 8: Álvaro Bustos; 2-0, min. 35: Yeremy, en propia puerta.
Árbitro: 
Fernández Buergo (Colegio asturiano). Tarjetas amarillas a Naveira, Berrocal; Jacobo Trigo, Mateo, Crespo.
Incidencias: 
Partido inaugural del grupo 1 de Segunda División B, disputado en el Estadio Municipal de Pasarón, en Pontevedra, ante 3.000 espectadores.