Atlántico

CAMPEONATO GALLEGO

Una apuesta ganadora

Roberto Mediero se proclamó campeón gallego con la ayuda del porriñés Jacobo Ucha

Jacobo Ucha felicita a Roberto Mediero tras la finalización de la Volta ao Ribeiro.
Jacobo Ucha felicita a Roberto Mediero tras la finalización de la Volta ao Ribeiro.
Una apuesta ganadora

Un equipo minúsculo, de dos integrantes, el Quebici - Marcisport. Un buen nombre comercial y, bajo él, el vigués Roberto Mediero y el porriñés Jacobo Ucha. Ambos sufrieron lesiones en los últimos meses y estaban sin equipo en la presente campaña. También comparten que "trabajamos en tiendas de deportes, yo en Decathlón y Jacobo Ucha en la misma Quebici. Decidimos sacarnos la licencia para hacer este año". 
Y así, bajo estas circunstancias, Roberto Mediero se impuso el pasado sábado en el Campeonato de Galicia al ser el primer gallego en cruzar la línea de llegada en la Volta ao Ribeiro. "Fuimos con la idea de pasarlo bien, Jacobo Ucha y yo. Teníamos claro que al ir los dos solos ante equipos como el Rías Baixas o el Froiz, que tenían diez corredores, era muy complicado poder hacer algo. La idea estaba clara y arrancamos de salida para irnos en una fuga. Sobre el décimo kilómetro entramos en una escapada de ocho ciclistas en la que fuimos los dos y relevamos bastante bien. Llevamos el peso del grupo. Al principio nos llevaron a unos treinta segundos hasta que el Froiz dejó de tirar y subimos a más de dos minutos en el primer puerto. Ahí, en la subida, regulamos y llegamos con un minuto arriba y, en el plano entre los dos puertos que había, volvimos a subir el tiempo a más de dos minutos", explica Mediero. 
Precisamente, en este tramo, entró la experiencia y la fortaleza de Jacobo Ucha, un corredor con experiencia en el campo profesional en Portugal. "Sin él, no hubiera llegado hasta el final. En una zona de llano con repechos iba haciendo los relevos más fuertes y largos y, en lugar de recortarnos tiempo por detrás, lo fuimos ganando. La verdad es que hizo una exhibición", explica el ganador.
El porriñés se abrió antes de la última subida y el propio Mediero lanzó su órdago. Por delante se marcharon Julián Barrientos, el argentino del Rías Baixas, y Joaquín López Mancedo, del Club Ciclista Vigués pero tampoco gallego. Detrás quedaron Roberto Mediero, Anxo Lorenzo y José Carlos Amil. "Nos jugábamos el título de Galicia. En los últimos diez kilómetros, de nuevo de llano, sí que nos recortaron mucho hasta falta de dos, que nos cogieron. Iba justo, conseguí aguantar un par de ataques, y después me salió un sprint en el que pude ganar a todos tras estar todo el día escapado. Fue una carrera muy bonita, la verdad", explica Mediero. Por delante llegó Barrientos para proclamarse vencedor de la Volta ao Ribeiro, López Mancebo, el salmantino Cobos y el sprint del grupo se lo llevó el luso Gabriel Machado. Quinto y primer gallego absoluto entró Mediero por delante del especialista en ciclocross del Maceda, Iván Feijóo, campeón de Galicia sub-23. Tras ellos, el guardés Aser Estévez (Ciclismo Oiense), el redondelano Samuel Blanco (Rías Baixas) y hasta tres corredores sub-23 del Supermercados Froiz. 
En todo caso, Mediero admite que "contamos con la ventaja de que en la fuga se metieron Barrientos y otro del Rías Baixas y también Anxo Lorenzo, que era la baza del Cortizo. Esto hizo que ellos no tirarán al principio y, claro, después al irnos a más de dos minutos, nos defendimos bien". Una situación aprovechada por el dúo de Mediero y Jacobo Ucha, ya que  "yo soy un poco más escalador que Jacobo, soy más pequeño y el peso influye a la hora de subir. Me defiendo mejor en etapas más duras. No voy mal en plano, pero ahí sí que es él el que va mejor. Después sí que tengo más facilidad en ascenso". De esta forma, el vigués y el porriñés se coordinaron y amenazan con hacerlo más veces esta temporada. "No tenemos presión ninguna en las carreras. No tenemos que dar cuentas a nadie, somos dos y punto. Las pruebas que podamos hacer, vamos a ir a dar guerra y espectáculo. Y, eso sí, con ganas de ganar". 
De hecho, ya preparan un calendario con las carreras de un día por territorio gallego y "tiraremos de vacaciones para intentar ir a la Vuelta a Galicia. No sé si como cedidos o nos juntaremos con otros corredores para hacer un equipo. Es la idea que tenemos. Pasa por entrenar fuerte cuando lo permita el trabajo y, cada vez que salgamos a competir, tratar de hacerlo bien". 
Mediero lleva desde los diez años en el ciclismo. Pasó en sub-23 al Froiz, donde "lo tomé en serio, casi profesional. Hice algún puesto de podio en vueltas, pero era más gregario que otra cosa". En todo caso, comenzó a trabajar y el pasado año se lesionó en una rodilla con operación incluida. Volvió fuerte y reflexiona sobre su situación actual porque "muchos chavales piensan: ¿a dónde voy sin equipo? Lo que hay que hacer es entrenar bien y fuerte. Si eres bueno, aunque no puedas estar en un Froiz, tienes tus opciones. Si estás bien, al final, cuando una carrera es dura, queda uno de cada equipo y no hace falta tener cinco compañeros al lado. Eso sí, hay que tener una cierta experiencia como ya tenemos nosotros".n