Los peñistas esperan una junta de accionistas más tranquila que la del año pasado y valoran la transparencia del consejo

Una tregua en plena guerra

Un grupo de accionistas abandona el centro social Caixanova en un receso de la junta del pasado año. Foto: j.v. landín
En la junta general de accionistas del Celta, que tendrá lugar el martes, el ambiente no estará tan enrarecido como el año pasado. Eso es lo que opina los peñistas. El fallecimiento del hijo de Carlos Mouriño, así como la probable ausencia de los miembros del anterior consejo son los argumentos elegidos para basar esta predicción. Valoran la transparencia con la que ha obrado la directiva en los últimos tiempos y opinan que es momento de dejarles trabajar.
El demoledor informe de los administradores concursales hacia el anterior consejo de administración hacía presagiar una junta de accionistas convulsa, pero parece que no va a ser así. Por lo menos esto es lo que opinan los peñistas. La previsible ausencia de los anteriores responsables del club, así como el reciente fallecimiento del hijo del presidente Carlos Mouriño, son los motivos principales que esgrimen para justificar que reinará la concordia el próximo martes en el centro social Caixanova. ‘Yo, personalmente, pienso que va a ser más tranquila que el año pasado. El club tratará de explicar las cuentas y nosotros debemos dejarles trabajar’, afirma Begoña Vázquez, presidenta de la Federación de Peñas del Celta. Por su parte, Francisco Hernández, de la peña ‘Comando Celta’, espera y desea que no se repita lo vivido el pasado año, cuando Sabino López y Horacio Gómez se enzarzaron con Carlos Mouriño en un cruce de declaraciones. ‘Fue un poco espectáculo. Espero que no sea así. Creo que estamos mejor que el año pasado y eso tiene que reflejarse en la junta’, afirma. Otro veterano peñista, Manolo Fernández (peña ‘Alvarito’), hace un llamamiento a la unidad: ‘Esperemos que se pueda llegar a un acuerdo con Caixanova y que todos rememos en la misma dirección. Sinceramente, creo que hay que dejar trabajar a la directiva. Al final de temporada ya les rendiremos cuentas. Visto lo que hay, lo único que podemos hacer es apoyar a los directivos. Lo contrario sería perjudicar al celtismo’. Los aficionados valoran especialmente la transparencia de los actuales regidores celestes y creen que, a pesar de la gran deuda que acumula el club, el futuro se presenta mucho más alentador tras conocerse los datos exactos gracias al informe de los administradores. Begoña Vázquez insiste en que ‘lo que nosotros queremos es que esté todo lo más claro posible. Iremos a la junta y escucharemos sus explicaciones’. Por otro lado, Hernández valora ‘la claridad y el valor de este presidente. Lo está haciendo bastante bien a pesar de las dificultades. Es de agradecer que dé la cara y diga lo que hay’. No obstante, la directiva tampoco contenta a todo el mundo. Un ejemplo es el de Antonia Mouriño, presidenta de la peña ‘Quinocho’. ‘No espero nada de la junta. Para mí, esta gente no tiene credibilidad’, dijo Antonia, quien también se quejó de no haber recibido las inivitaciones para la junta que le corresponde por el número de acciones que atesora.

Te puede interesar