El Valery Karpin reservará hoy en Aragón a sus mejores jugadores de cara al sábado (20:00)

Teruel también existe, pero poco

Blanco será uno de los que tendrán más descanso hoy. Foto: lydia miranda
Hay que viajar hasta Teruel porque el calendario obliga a hacerlo. Pero el Valery Karpin pasará por la capital aragonesa sin sus dos receptores —Paschoal y Palharini— y con todas las precauciones, lo que se traduce en que jugarán los menos habituales. Porque donde se juega las alubias el conjunto olívico es el sábado en Coia contra el Barcelona.
Teruel también existe para el Valery Karpin, pero poco. O menos que Barcelona. El conjunto vigués viaja hoy mismo —avión hasta Madrid y microbús hasta destino— para enfrentarse esta tarde al conjunto aragonés pero con la mente puesta en el choque del sábado ante el equipo catalán en el pabellón de Coia. Flavio Calafell, técnico vigués, vuelve a contar con las bajas de sus receptores Paschoal y Palharini. Esta tara, unida a la mala racha de juego y resultados del bloque, hace que el entrenador no oculte sus bazas y apueste por poner sobre la pista en Teruel a los menos habituales. Porque la victoria sería de todo punto inesperada en las condiciones en que se viaja y ante un rival que camina por la segunda plaza de la Superliga.
Previsión de futuro
Además, el partido donde el Valery Karpin sí se juega media vida es el del sábado ante el Barcelona en Coia. En él se debe dilucidar si el acoso de la zona baja de la clasificación es pasajero o crónico en la presente temporada. La expedición viguesa alcanzará Teruel hoy para comer allí. Y apenas cinco horas después, se pondrá a la faena de medirse a uno de los equipos más poderosos de la Superliga con dos jugadores —de la misma posición— menos. Por lo tanto, será la segunda línea la que disponga de minutos para demostrar a Calafell su segunda valía. Los primeros espadas viajan, pero serán reservados para que den el do de pecho el sábado ante el Barcelona.

Te puede interesar