Atlántico

RESUMEN DE LA TEMPORADA

Un técnico perfil Escribá como primer paso

El Celta quiere evitar los errores cometidos con los entrenadores y una plantilla pendiente del mercado y quiere al valenciano, con Francisco o Machín en la recámara

Casi todo el consejo de administración celeste, el director general, el director deportivo y Fran Escribá fueron ayer a Barreiro a ver al filial.
Casi todo el consejo de administración celeste, el director general, el director deportivo y Fran Escribá fueron ayer a Barreiro a ver al filial.
Un técnico perfil Escribá como primer paso

Cerrada una temporada en la que casi nada salió como se esperaba, el Celta comienza a planificar hoy el próximo curso con dos ideas centrales: acertar con el entrenador y evitar que el mercado futbolístico pueda desequilibrar su vestuario. Dos puntos en los que tratarán de afinar al considerar que han sido las principales razones, en cuanto a planificación, de los males sufridos este curso.
Sí cuenta ya el equipo con un fichaje: el del delantero uruguayo Gabriel 'Toro' Fernández, cerrado el pasado mes de enero. Con todo, su llegada definitiva ha quedado a expensas de los tribunales uruguayos, que lo juzgan por el supuesto atropello de una joven que, a raíz de ese suceso, se encuentra en coma. El resto de movimientos, a priori, dependerán de la primera gran elección: el entrenador.
La continuidad de Fran Escribá es la primera opción del club. Aunque, claro está, la dirección deportiva está obligada a tener controlado el mercado de técnicos por si las conversaciones que se esperan en las próximas horas entre el valenciano y la entidad celeste no fructificasen. En este sentido, se han valorado otras opciones como las de Pablo Machín y, en las últimas horas, Francisco Rodríguez Vílchez, quien dirigió esta temporada al descendido Huesca. Todos responden a un perfil tipo: entrenador español o que conozca a la perfección la Liga española.
Porque lo sucedido hace ahora un año con Antonio Mohamed –y unos meses después con Miguel Cardoso– parece haber escarmentado, durante un tiempo al menos, de asumir riesgos con entrenadores que no conozcan la competición. Por eso, el regusto que ha dejado Escribá es bueno, aunque el interesado tira de seriedad para no comprometer su futuro ni hacia un lado ni hacia el otro.
De hecho, el valenciano envió ayer un mensaje en sus redes sociales que después tuvo que aclarar. Escribá agradeció en la red social facebook el apoyo recibido estos últimos meses por afición, club y jugadores. "Con independencia de lo que me depare el futuro, es una experiencia que no olvidaré", decía por un lado. "Les deseo los mejor en lo personal y lo profesional", decía por otro hablando de sus futbolistas. Ese tono casi obligó al técnico a hablar en Barreiro, a donde acudió a ver al Celta B, para la Televisión de Galicia para aclarar que "si se valora en 100, es 100 de agradecimiento y 0 de despedida (su escrito). Esta semana el club y yo tenemos que hablar de muchas cosas. Tengo comunicación fluida con Felipe. Nos vamos a juntar y hablaremos de si sigo".
Será la primera  decisión. A partir de ahí, la plantilla. Con Cabral terminando contrato y Sergio con posibilidad de cortarlo como temas más candentes. Los jugadores ya están de vacaciones.n