El Celta Indepo derrotó al Olesa bajo los aros de As Travesas con Pina, Sliskovic y Stakneviciene como protagonistas

Tableros celestes

María Pina, una de las destacadas ayer, lanza a canasta ante una rival. Foto: nuria pérez
El virus que afectó en los últimos días a dos de sus jugadoras no fue obstáculo para que el Celta Indepo cerrara ayer el año con una nueva victoria, la octava de la temporada, ante un Olesa que fue a remolque durante todo el encuentro y que sólo dio el susto a falta de cinco minutos, cuando llegó a acercarse a tres puntos. Un nuevo arreón de las célticas, lideradas por María Pina, Iva Sliskovic y Egle Stakneviciene, puso las cosas en su sitio.
Ni la afección gripal de dos de sus jugadoras titulares —Noemí Jordana y Egle Stakneviciene—, ni la desilusión por no poder disputar la Copa de la Reina pese a haber completado una gran primera vuelta hicieron mella ayer en el Celta Indepo, que derrotó con justicia al Olesa, un rival directo por el quinto puesto de la tabla, que siguen conservando las celestes. Las jugadoras de Miguel Méndez salieron a por el choque desde los primeros minutos y al término del primer cuarto ya dominaban claramente en el marcador (22-14). La aportación de María Pina, tanto en ataque como en defensa, fue decisiva para que las viguesas se escaparan en el electrónico a las primeras de cambio. La alero valenciana acabó el encuentro con un ‘doble-doble’ de 16 puntos y 12 rebotes. Además, repartió dos asistencias y robó dos balones, para terminar con 24 de valoración. Otra de las claves estuvo en el acierto de las pívots locales bajo los tableros. Iva Sliskovic también firmó un ‘doble-doble’ de 16 puntos y 12 rebotes, mientras que la lituana Egle Stakneviciene sumó 17 tantos y seis rechaces. Con estos números, el Indepo llegó al descanso con una cómoda ventaja (41-32). En la reanudación, el conjunto catalán trató de reaccionar con Silvia Morales y Shona Thorburn como sus mejores piezas. Sin embargo, las locales seguían mandando al final del tercer cuarto (52-45). El equipo de Miguel Méndez sólo sufrió en el inicio del último acto, cuando a falta de cinco minutos el Olesa se situó a tres puntos (57-54). Pero un triple de Pilar Valero, seguido de dos canastas consecutivas de Sliskovic, dejaron claro que la victoria no se iba a escapar de Vigo.

Te puede interesar