Un sueño que no es imposible

Quique de Lucas, cargado con dos maletas, ayer en A Madroa antes de iniciar el viaje a Barcelona.
l Celta busca dar la sorpresa en Cornellá (20:00, C+Liga2) y lograr el pase a octavos de la Copa tras el 0-0 de la ida
El Celta debe afrontar un último reto antes de irse de vacaciones y despedirse hasta 2012: dar la campanada en el estadio de Cornellá. Los de Paco Herrera afrontan el partido de vuelta de los dieciseisavos de Copa con licencia para soñar. El 0-0 de la ida deja todo abierto y ni mucho menos parece una tarea imposible eliminar al Espanyol, un rival que transita por la zona noble de Primera División.

Los celestes llegan a este encuentro en un buen momento, quizás el mejor de la temporada. La solvente victoria ante el Guadalajara ha corroborado lo que ya se venía adivinando desde hace unas semanas: el equipo ha madurado, se muestra sólido, cuenta con un plan de juego definido y comienza a saber cuál es su once tipo.

Ante el Espanyol, Herrera volverá a echar mano de las rotaciones, aunque de manera más moderada que en anteriores duelos coperos. El equipo gozará de casi dos semanas de parón competitivo tras este partido, por lo que no es necesario reservar a nadie. Aun así, algunos de los menos habituales hoy también tendrán su oportunidad. El once estará compuesto por una mezcla de teóricos titulares y suplentes, una mezcla que Herrera defiende que será competitiva. Las únicas bajas con las que cuenta el Celta para este partido son las de Orellana, ya de vacaciones, y Iago Aspas, que sigue recuperándose de su esguince de tobillo. Dani Abalo se quedó en Vigo por decisión técnica.

Mauricio Pochettino, por su parte, presentará un once que será muy parecido al que se puede considerar su equipo de gala. En Balaídos, reservó hasta a nueve titulares, pero hoy, en el encuentro definitivo de la eliminatoria, no asumirá tantos riesgos y se prevé que estén de inicio jugadores tan importantes como Sergio García, Romaric o Verdú.

El encuentro de esta noche será especial para tres jugadores del Celta que se formaron en las categorías inferiores del Espanyol: Catalá, Joan Tomás y Quique de Lucas. Este último será uno de los grandes protagonistas del partido, ya que llegó a convertirse en uno de los referentes del equipo blanquiazul que, entre otros éxitos, alzó la Copa del Rey del año 2000. De Lucas será esta noche titular y querrá demostrar lo que dijo hace unos días en rueda de prensa, que tendría sitio en el actual Espanyol.

El Celta intentará saltar al terreno de juego de Cornellá tan concentrado como en los últimos partidos y buscará en los primeros minutos ese gol que decante la eliminatoria de su lado porque marcar alimentaría un sueño que para nada es imposible. n

Te puede interesar