Deporte local

Rubén estará de baja más de cuatro meses y complica la portería del próximo curso

Deporte local

Celta

Rubén estará de baja más de cuatro meses y complica la portería del próximo curso

El guardameta del Celta, Rubén Blanco
photo_cameraEl guardameta del Celta, Rubén Blanco

n n nLa actual es la temporada en la que Rubén Blanco ha sido el portero titular del primer equipo del Celta sin ambages. El mosense se impuso en el duelo a Sergio Álvarez desde la primera jornada de Liga y apenas se había perdido un par de encuentros por una leve lesión de rodilla, allá a finales de noviembre, hasta que el pasado martes sufrió el arrancamiento completo del tendón directo del recto femoral derecho. Un problema de entidad que lo obligará a pasar por el quirófano para que el jefe de los servicios médicos del club, Juan José García Cota, reconstruya el destrozo y que lo mantendrá lejos de la competición "entre cuatro y cinco meses".
El periodo de baja es similar al que en su día se estableció para el segundo portero celeste esta temporada, Sergio Álvarez, tras ser operado de la rotura de los dos meniscos de la rodilla derecha el pasado 27 de mayo. La coincidencia de las dos recuperaciones obliga al Celta a plantearse la posibilidad de reforzar la portería.
Según las estimaciones optimistas, Sergio podría estar preparado para competir a finales de septiembre, mientras que Rubén, a la espera de que su paso por quirófano, regresaría a mediados de noviembre. Está previsto que la próxima temporada liguera se inicie a mediados de septiembre, por lo que una recuperación más rápido de lo esperado del de Catoira –lo que ya sucedió en ocasiones anteriores– podría paliar en parte el problema.
También podrán valorar los responsables técnicos del club el rendimiento en estas últimas jornadas de Iván Villar, que ha ejercido de tercer portero celeste los dos últimos cursos. Si responde, el Celta se ahorraría acudir al mercado en busca de un portero más experimentado que podría verse abocado a la suplencia después de las primeras jornadas. En todo caso, tener cuatro fichas para la portería es, a todas luces, exagerado.
Una vez hecho público el diagnóstico, Rubén Blanco colgó un mensaje en sus redes sociales, centrándose en la recuperación y en seguir ayudando al equipo. "El fútbol es una montaña rusa, pero lo amamos tal y como es. A veces estás arriba y otras muy abajo. Desgraciadamente, se ha confirmado el diagnóstico y tendré que estar varios meses alejado de los terrenos de juego. Quiero mandar un mensaje de ánimo a mis compañeros y decirles que es un privilegio formar parte de este grupo. No cabe duda de que seguiré poniendo mi granito de arena desde fuera para conseguir el objetivo", expuso.
Además, también tuvo palabras para el celtismo. "Y no me olvido de la afición. Esa gente que ha seguido a nuestro lado a pesar de las dificultades que hemos padecido. Gracias por las muestras de cariño. Lucharemos por vosotros. Por nosotros. Y por el Celta. Un día más es un día menos para volver", dijo.

Apoyo de Iván Villar
El mosense recibió el apoyo de muchos de sus compañeros. Especialmente significativo fue el de Iván Villar, su sustituto en la portería. "Ahora te toca recibir todo el apoyo que me has dado durante la temporada. Mucha fuerza amigo", escribió el de Aldán.n

Más en Deporte local
Comentarios