Atlántico

FÚTBOL

La Roja se contradice con Aspas

Los postulados de meritocracia de Luis Enrique no valen con el Trofeo Zarra, que volvió al banquillo ante Suecia

Iago Aspas disfrutó de menos minutos que Morata y Rodrigo en los dos últimos partidos de España.
Iago Aspas disfrutó de menos minutos que Morata y Rodrigo en los dos últimos partidos de España.
La Roja se contradice con Aspas

Desde la llegada de Luis Enrique Martínez al banquillo, la selección española ha presumido de una política de meritocracia que se ha ido cumpliendo salvo en un caso muy llamativo, el de Iago Aspas. El seleccionador asturiano y su ayudante y portavoz actual, Robert Moreno, siempre han defendido que no miran ni la edad ni el equipo del que vienen los internacionales a los que convocan, pero en el caso del moañés no se está cumpliendo esa norma, como se demostró en los dos últimos partidos del combinado nacional, ante Islas Feroe y Suecia.

Tras este último, Robert Moreno defendió la titularidad de Kepa en la portería, en detrimento de David de Gea, afirmando que "Kepa ha hecho un final de temporada increíble, en el que ha quedado campeón de la Liga Europa y siendo decisivo en la semifinal. Intentamos aprovechar los momentos de forma y hemos creído que el que podía ayudar mejor era Kepa".
Pues bien, el mismo razonamiento no le ha servido a Aspas, que jugó apenas 55 minutos en el encuentro con Islas Feroe, el más fácil de los dos para la selección española, y vio desde el banquillo el choque con Suecia, disputado el pasado lunes en el Bernabéu.

Mientras el moañés se quedaba en esos 55 minutos en 2 partidos, Álvaro Morata dispuso de 115 y Rodrigo Moreno llegó a los 72, un tiempo sobre el terreno de juego que no se corresponde con los méritos de uno y otros.
Porque si atendemos al estado de forma actual, como afirmó Robert Moreno, traducido en fríos e inapelables datos, Iago Aspas marcó diez goles con el Celta en las últimas diez jornadas de liga, por los tres que firmó Rodrigo con el Valencia y los tres de Morata con el Chelsea. En ese mismo tramo de competición, el morracense dio cuatro asistencias, por una de Rodrigo y ninguna de Morata.

Y tomando la campaña entera, el delantero celeste vuelve a batir a sus competidores por goleada, nunca mejor dicho.
En este último curso, Aspas marcó 20 tantos, lo que le permitió alzarse con el Trofeo Zarra por tercer año consecutivo, y repartió siete asistencias, a pesar de los tres meses que estuvo en el dique seco por una lesión muscular.
En esta misma campaña, Rodrigo marcó ocho goles y dio seis asistencias con el Valencia, mientras que Morata firmó seis tantos y dio un solo pase de gol.

Además de estos fríos datos, nadie duda de que el juego de Iago Aspas, dotado con una extraordinaria capacidad de asociación y visión de juego, se adapta mucho mejor a la filosofía de la selección española que los de los otros dos delanteros.
De hecho, la relación del moañés con La Roja desde que fue convocado por primera vez ha sido un tanto extraña. El Trofeo Zarra ha disputado un total de 18 partidos con la selección española absoluta, pero ninguno de ellos completo. El tiempo máximo que ha pasado sobre el terreno de juego defendiendo los colores de España ha sido 67 minutos y, además, sólo superó los 45 minutos en cinco de esos 18 partidos, unas cifras sorprendentes para el máximo goleador español de las últimas tres temporadas y para el mejor artillero de la liga en el tramo final de la última campaña.

Los méritos, pues, no le están sirviendo a Iago Aspas para disfrutar de minutos en el combinado nacional y las decisiones de Luis Enrique y de Robert Moreno han enfadado a la afición del Celta, que el pasado lunes incendió las redes sociales con frases de desaprobación tras comprobar que su ídolo se quedaba, otra vez, en el banquillo. n