El Celta cuenta con el tercer presupuesto de Segunda División, sólo superado por el de dos ex primeras: Zaragoza y Murcia

Un rey en el país de los pobres

El consejo presidido por Carlos Mouriño aprobó un presupuesto de 15 millones para el próximo año.  Foto: archivo
Sus 15 millones de euros de presupuesto sitúan al Celta entre la aristocracia de Segunda División. Estos números tan sólo son superados por dos clubes, el Zaragoza y el Murcia, que la pasada campaña militaban en Primera. La entidad celeste ha rebajado su previsión de gasto a la mitad repecto al año pasado, pero aun así ésta es muy elevada con respecto a la de otros clubes mejor situados en la tabla actualmente. De hecho, dos de los que ocupan puestos de ascenso, Xerez y Salamanca, manejan unas de las cifras más bajas de toda la categoría de plata del fútbol español.
El Celta sigue siendo un grande, o al menos eso dice su presupuesto. Ni la deuda, ni el proceso concursal en el que está inmerso el club celeste, le ha privado de auparse a los primeros puestos de este partircular ránking en Segunda División.

La entidad presidida por Carlos Mouriño encabezaba esta clasificación la pasada campaña, pero a pesar de rebajar su presupuesto a la mitad sigue en los primeras posiciones. En concreto, el equipo vigués es tercero con 15 millones de euros, cifra sólo superada por el Zaragoza (40 millones) y el Murcia (20 millones), dos equipos que hace sólo unos meses militaban en Primera División. El conjunto aragonés es el gigante de la división de plata del fútbol español. Mantiene en sus filas a jugadores con una alta ficha, como es el caso de Ayala. Además, se han reforzado mucho y bien. Su elevada deuda no ha sido un impedimiento para armar un bloque con aspiraciones de ascenso.

Por su parte, las cifras de los murcianos son matizables. De los 20 millones que maneja, aproximadamente ocho están destinados únicamente a saldar las deudas de pasadas temporadas.

Tras el Celta, hay un nutrido grupo de equipo que poseen un presupuesto superior a los 10 millones. Es el caso de la Real Sociedad. La pretensión del máximo dirigente de los donostiarras, Iñaki Badiola, era elevar éste hasta los 16 millones, pero el juez encargado del proceso concursal, a propuesta de los administradores, lo ha rebajado hasta los 12. En esta cifra también está un recién ascendido, el Rayo Vallecano, y un club que hace tres años también se acogió a la Ley Concursal, el Tenerife. Un peldaño más abajo se sitúa el Hércules (11 millones).

Los modestos, en cabeza

Un presupuesto elevado no es garantía de éxito. El Celta lo comprobó la pasada campaña. De hecho, dos de los equipos que en estos momentos están en puestos de ascenso, el Salamanca y el Xerez, se encuentran en las últimas posiciones de esta clasificación. Los charros cuentan con casi 5 millones, mientras que los andaluces han previsto unos gastos de 3,5 millones de euros (son penúltimos, sólo por encima del Eibar), todo a expensas de la posible venta del club que se produciría el próximo mes de diciembre.

Te puede interesar