El boxeador vigués reconoce que no estuvo “fino” en el Mundial y tratará de desquitarse en el Europeo

La revancha de Iván Pozo

El boxeador vigués Iván Pozo, junto al cartel que anuncia su combate, ayer en el Concello de Vigo. Foto: lydia miranda
Queda algo menos de un mes para que Iván Pozo se tome su particular revancha. Su derrota ante Omar Narváez en el Mundial del peso mosca todavía le duele. El 12 de diciembre podrá enterrar definitivamente aquel combate derrotando al francés Christophe Rodríguez en As Travesas, pelea por el Europeo que ayer fue presentada oficialmente en el Concello.
‘Iván somos todos’. Es el lema de la pelea por el Campeonato de Europa que el próximo 12 de diciembre enfrentará a Pozo con el francés Christophe Rodríguez. El púgil local agradece el apoyo que sus paisanos le ofrecen cada vez que se sube a un ring. Ahí está la razón de ser de una llamada a los aficionados al boxeo de Vigo y Galicia. ‘Iván somos todos’. E Iván se juega mucho. Más allá de la importancia del trono continental —en caso de ganar sería el único español que lo posee en la actualidad—, Pozo todavía recuerda su derrota ante el argentino Omar Narváez en el Mundial celebrado este mismo año, también en As Travesas. Y ahora llega la hora de la revancha. ‘Tengo mucho que demostrar, porque en el Mundial ante Narváez no pude dar el cien por cien de mis posibilidades, no estuve fino, fue una mala noche. Pero tengo la suerte de poder hacer historia’, indicó ayer en el Concello, durante la presentación oficial de la pelea. No será fácil y por ello está encantado de poder luchar por el título en casa. ‘Es importantísimo que mi ciudad y Galicia, mi tierra querida, me apoyen. Es una lucha en la que Iván somos todos’, dice. Enfrente estará el galo Christophe Rodríguez: ‘Va a venir aquí a dar espectáculo. Da la cara y el mayor beneficiado es el aficionado. La pelea va a ser dura, intensa, y habrá que trabajar mucho en el plano físico y en el psicológico’.

Te puede interesar