Deporte local

Regreso a la primera vuelta liguera

Deporte local

Celta

Regreso a la primera vuelta liguera

De Burgos Bengoetxea sa explicaciones a Rafinha tras señalar el inexistente penalti de Santi Mina.
photo_cameraDe Burgos Bengoetxea sa explicaciones a Rafinha tras señalar el inexistente penalti de Santi Mina.
El Celta regresó ayer al sistema 4-3-3 que tan buenos resultados le había dado ante Alavés y Real Sociedad, pero en Mallorca recordó al equipo extremadamente frágil de la primera vuelta. El árbitro dio el primer gol a los locales, pero después el conjunto celeste dio demasiadas facilidades en su área y acabó goleado en el partido que, precisamente, no podía perder.

Vuelta al 4-3-3
Tras revolucionar el once y cambiar el sistema ante el Barcelona, Óscar García Junyent recuperó en Mallorca el dibujo 4-3-3 y alineó un equipo más reconocible, similar a los vencieron al Alavés y a la Real Sociedad, con Bradaric, Okay y Rafinha en el centro del campo, y un ataque formado por Denis Suárez y Santi Mina en las bandas, y Iago Aspas en punta.

Mazazo arbitral
Todavía se estaban asentando los dos conjuntos sobre el campo cuando el árbitro del encuentro, de Burgos Bengoetxea, señaló un supuesto un penalti de Santi Mina sobre Dani Rodríguez que sólo él pudo ver. A los doce minutos, el Mallorca se veía por delante en el marcador al transformar Budimir la pena máxima.

Distinta efectividad
El Celta respondió bien al primer gol y dispuso de dos claras oportunidades para empatar, pero le faltó efectividad. En el 18, Bradaric se plantó solo ante Reina, que su remate lo desvió el portero a córner. En el saque de esquina, Murillo conectó un testarazo que el guardameta sacó sobre la misma línea de gol. Por el contrario, el Mallorca llegó otras dos veces al área de Rubén en la primera parte y marcó otros dos goles. Cucho Hernández, en el 26, y Pozo, en el 40, pusieron muy cuesta arriba el partido para el conjunto celeste.

Fragilidad defensiva
El equipo de Óscar García había conseguido convertirse en un bloque sólido en defensa, pero ayer volvió a recordar al de la primera vuelta por su fragilidad atrás. Iago Aspas, de penalti, redujo diferencias en el inicio de la segunda mitad, pero dos acciones de Salva Sevilla dejaron en evidencia el mal día de los celestes en su área.
Colección de delanteros
El Celta acabó jugando con tres delanteros –Iago Aspas, Smolov y Toro Fernández–, además de Nolito y Brais Méndez, pero esa acumulación de atacantes no le sirvió para generar más peligro ni goles. Una tarde para olvidar. 

Más en Deporte local
Comentarios