Un puñal mientras hubo partido

Carlos Bellvís persigue el balón con la vista durante un partido de esta temporada.
6Bellvís. El mérito de Carlos Bellvís es que no juega habitualmente y, a pesar de ello, no nota la falta de ritmo cuando tiene una oportunidad. Ayer lo volvió a demostrar con una actuación notable en Cornellá-El Prat, al menos hasta que Velasco Carballo decidió que hubiera partido.
El esquema por el que apostó Paco Herrera obligaba a los laterales a ser protagonistas y el valenciano lo fue con sus continuas incorporaciones al ataque. De sus botas nacieron las mejores ocasiones del Celta, sobre todo un cabezazo de David Rodríguez a un magnífico centro suyo que atajó Casilla.

Tras la expulsión de De Lucas, Bellvís limitó sus apariciones en la parcela del Espanyol, si bien en la segunda parte pasó a actuar de interior cuando Roberto Lago saltó al campo en sustitución de Cristian Bustos. Y el céltico también cumplió en el centro del campo. Un profesional muy versátil.

Te puede interesar