Los tres máximos candidatos al ascenso, Betis, Celta y Rayo, no tienen previsto reforzarse en el mercado invernal

A Primera con lo puesto

Paco Herrera confía plenamente en la corta plantilla con la que cuenta actualmente. Foto: Nuria Currás
Por unos u otros motivos, éste está siendo un mes de enero poco movido para las direcciones deportivas de los tres equipos que cuentan con más opciones de ocupar las dos plazas de ascenso directo a Primera. Ni Betis ni Celta ni Rayo Vallecano tienen en mente reforzarse en el mercado invernal.
Los vigueses no lo hacen simplemente porque no lo necesitan. Paco Herrera cree que su plantilla, a pesar de ser una de las más cortas de la categoría, se basta y se sobra para luchar por el ascenso. La única puerta que permanecía abierta para una posible incorporación se cerró de un portazo la pasada semana.
A saber, el club sólo tenía previsto fichar a un delantero si Papadopoulos se marchaba y finalmente el futbolista griego ha optado por quedarse en Vigo al menos hasta el 30 de junio. Torrecilla había barajado varias opciones para la delantera –la de Iván Alonso fue la más cercana–, y todas han sido desestimadas ante la insistencia del técnico celeste en que no haya movimientos en su plantilla.
Por su parte, el Rayo Vallecano, aunque quiera, no podrá fichar. La Liga se lo impide por las deudas que mantiene con sus ex futbolistas Álvaro Zazo, Iban Cuadrado y José Serrano. Aun así, según la prensa madrileña, el club presidido por Teresa Rivero intentó lograr la cesión de la nueva perla de la cantera del Real Madrid, Álvaro Morata, pero Jorge Valdano no dio el visto bueno a la operación.

El Betis puede pero no quiere

El líder de Segunda, el Real Betis Balompié, se encontraba en una situación similar a la del Rayo. Decimos se encontraba porque ayer mismo la LFP le comunicó al club sevillano que ya puede realizar fichajes tras la reciente entrada del club en Ley Concursal. No obstante, no está prevista la llegada de refuerzos y sólo acudirá al mercado invernal si en él se marcha algún jugador importante.

El Albacete reina en el poco ajetreado mercado de invierno

A falta de cuatro días para que se cierre el mercado invernal, entre los 22 equipos de Segunda han realizado 31 incorporaciones. Además, ocho de estos conjuntos (Celta, Rayo, Betis, Barcelona B, Villarreal B, Córdoba, Elche y Cartagena) no han recurrido por el momento a las rebajas de enero.
El que más se ha movido en los últimos días es el Albacete, que ya ha cerrado por ahora seis fichajes. Songo'o, Diego Camacho, Cherfa, Granell, Gluscevic y Balboa son las nuevas piezas con las que Antonio Calderón tratará de evitar que el conjunto manchego descienda a Segunda B. Otros dos equipos de la zona baja, Nástic y Las Palmas, y uno que aún guarda esperanzas de ascenso, el decepcionante Valladolid, también han buscado soluciones en el mercado de invierno y han contratado a tres jugadores cada uno. El ex céltico Matías Lequi, que se encontraba sin equipo, es uno de los que ha llegado estos días al club canario.

Rosada, el único fichaje invernal exitoso de la etapa Mouriño

El mercado de invierno no tiene muy buena prensa entre los directores deportivos. De hecho, Miguel Torrecilla lo ha calificado más de una vez como 'el mercado de los desesperados'. Y es que en pocas ocasiones los jugadores que llegan en enero consiguen triunfar en sus nuevos clubes.
Desde la entrada en la presidencia de Carlos Mouriño, han llegado siete jugadores en enero y de todos ellos, sólo Ariel Rosada mostró un nivel aceptable. Eso sí, al mediocentro argentino le costó adaptarse y no dio lo mejor de sí hasta la siguiente temporada. Rosada llegó a Vigo en enero de 2008, acompañado del guardameta Luis García, que no disputó ni un partido oficial, y de Fernando Sales, que pasó totalmente desapercibido.
En la campaña anterior, la 2007/08, dos fueron los fichajes invernales: Bamogo y Miguel Areias. El primero no aportó lo que en él se buscaba, goles, y el segundo sólo jugó un partido.
En enero de 2009 no hubo fichajes. El año pasado, Mouriño sí que volvió a recurrir al mercado con la intención de solventar la desesperante falta de gol del equipo. Pero tanto Cellerino como Papadopoulos fueron absolutos fiascos y marcaron un tanto entre los dos.

Te puede interesar