Mouriño no quiere supeditar lo económico a lo deportivo “a pesar de los malos resultados”

El presidente reitera que ‘durante mi mandato no se harán castillos en el aire’

Carlos Mouriño, una vez más, salió fortalecido de una junta de accionistas. Foto: j.v. landín
Ayer tocaba hablar de lo económico y en este aspecto se cimentó el discurso de Carlos Mouriño en la asamblea. El presidente se basó en argumentos ya conocidos para mostrar su compromiso con la idea de sanear cuanto antes el club. Dice que no va a supeditar lo económico a lo deportivo y que estará al frente del Celta mientras el club lo necesite.
Carlos Mouriño salió fortalecido de la junta de ayer. Todas los puntos del orden del día fueron aprobado por abrumadora mayoría y apenas encontró contestación a sus argumentos entre los accionistas que se dieron cita en el Centro Social Caixanova. Esto provocó que la asamblea fuera sorprendentemente ágil. El propio Carlos Mouriño ya se esperaba que esto ocurriera, ya que ‘era una junta muy técnica y no había que decir más que sí o no’. El presidente celeste volvió a reiterar un argumento que ya ha utilizado en muchas ocasiones anteriomente: no va a supeditar la viabilidad económica a los éxitos deportivos del club. ‘A pesar de los resultados, seguimos apostando por esto. Durante mi mandato no se van a hacer castillos en el aire’, expresó. El máximo dirigente celeste insistió en que la política de austeridad derivada del proceso concursal es totalmente inevitable: ‘Vamos a tener problemas y pasaremos dos años de muchas dificultades económicas. Sabemos que las medidas no son del agrado de todo el mundo, pero creo que si los que las critican hubieran estado en la misma situación que nosotros, harían lo mismo. No valían aspirinas en este caso, había que hacer una cirugía. Tenía riesgos, pero había que asumirlos’. Por otra parte, no puso fecha de caducidad a su mandato. Dice que está dispuesto a vender las acciones a quien las quiera comprar, pero mientras no sea así no escurrirá el bulto y seguirá al frente de la entidad: ‘El club está a disposición de quien tenga el interés de hacer un proyecto ilusionante, pero yo estaré el tiempo que se requiera’. No obstante, admite un cierto cansancio derivado de los disgustos que en lo deportivo le está causando el club, aunque promete seguir luchando por el bien del Celta. ‘Desgraciadamente, a nosotros no nos han salido las cosas en el plano deportivo como esperábamos y eso desgasta, pero esto no ha acabado y tendremos que tomar medidas, algunas de ellas drásticas, para que esa causa de disolución la podamos resolver, por lo menos, para tres temporadas’. Por último, lanzó un mensaje a la afición. Hace un llamamiento a la tranquilidad y pide paciencia con el equipo. ‘La gente muestra su enfado, pero es consciente de que hay un equipo joven que necesita su tiempo. Ojalá podamos unir la parte económica y deportiva y hacer el Celta que todos queremos’, concluyó.

Te puede interesar