El vigués se retiró también en el 5.000 del Mundial y se plantea abandonar su carrera paralímpica

El posible adiós de Gustavo

El céltico Maxi Rodríguez (2º por la izquierda) celebra su medalla.
El vigués Gustavo Nieves dio ayer la cara y salió a la pista en la final de los 5.000 metros de su categoría (T-12, deficiente visual) en el Campeonato del Mundo de atletismo paralímpico que se está disputando en la localidad neozelandesa de Christchurch. Sin embargo, la lesión que se produjo en un gemelo el pasado sábado en el 10.000 le volvió a impedir llegar a meta y sumó su segunda retirada en la cita de las antípodas.
Este pésimo resultado cosechado, sobre todo para un atleta que ostentaba el actual récord del mundo de los 10 kilómetros y que había rebajado –aunque sin confirmación oficial– el de los cinco, hace que el fondista nacido en Vilalba pero vigués de adopción se replantee su futuro en el atletismo. La razón es que la ausencia de un buen resultado le priva de las becas ADOP para preparar los Juegos de Londres 2012, tal y como era su deseo. Por lo tanto, baraja renunciar a perseguir ese sueño y centrarse en terminar su carrera universitaria.
La otra cara de la jornada fue la del otro gallego presente en Nueva Zelanda, el lucense Maxi Rodríguez. El velocista del Celta, también de la categoría T-12, se colgó la medalla de bronce en el relevo 4x100 para ciegos y deficientes visuales junto a Martín Parejo (T-11), Xavi Porras (T-11) y Gerard Descarrega (T-12). Y no contento con eso, se clasificó con la segunda mejor marca para la final del 200.
Hasta la fecha, España acumula once medallas en la cita mundialista. Un evento que puede convertirse en el epílogo de la carrera internacional paralímpica de Gustavo Nieves.

Luis Moro, Okutu, Palomanes, Villar y Pereira compiten en Zaragoza
El calendario español de pista cubierta tiene mañana en Zaragoza una cita ineludible: el Gran Premio Ciudad de Zaragoza. Y allí estarán cinco representantes gallegos: el pertiguista Luis Moro, el saltador de longitud Jean Marie Okutu, el triplista José Alfonso Palomanes, la vallista Virginia Villar –que entrena a diario en Balaídos– y la mediofondista Solange Pereira.
Moro tendrá la oportunidad de batir su récord gallego, que fijó el pasado domingo en Lyon en 5,43 metros. E, incluso, de realizar la mínima para el Mundial (5,50).

Te puede interesar