Atlántico

BALONMANO

El Porriño ejerce de juez de la Liga ante un Rocasa que busca el título

 Hace ya un tiempo que el Godoy Maceira Porriño cumplió con el objetivo de la permanencia en la máxima categoría del balonmano femenino español, pero el equipo de Abel Estévez será esta noche uno de los protagonistas, de forma indirecta, de la última jornada de la competición liguera.

Acción defensiva del Porriño en un partido de esta temporada.
Acción defensiva del Porriño en un partido de esta temporada.
El Porriño ejerce de juez de la Liga ante un Rocasa que busca el título


El conjunto porriñés visita al Rocasa Gran Canaria, líder con dos puntos de ventaja sobre el segundo, el Bera Bera, con el que tiene perdido el 'average' particular, por lo que necesita sumar al menos un punto para ser campeón, en caso de que las donostiarras ganen el partido que juegan a la misma hora en la pista del Alcobendas.
De esta manera, el Porriño afronta el encuentro sin ninguna presión, todo lo contrario que el Rocasa, por lo que las jugadoras de Abel Estévez tratarán de aprovechar los posibles nervios de las canarias para hacer el mejor papel posible.
En la primera vuelta, el conjunto isleño venció en el Municipal porriñés (20-25) tras un duelo más igualado de lo que reflejó el marcador final. En esta ocasión, Estévez cuenta con toda la plantilla a su disposición, a excepción de la portera Begoña Otero, que sigue lesionada, y de Sara González, por motivos laborales. "Intentaremos hacer un buen papel para despedir la temporada como se merece, aunque sabemos que las favoritas son ellas por todo lo que se están jugando", afirmó ayer el entrenador del Godoy Maceira Porriño.
Por su parte, la guardameta internacional del Rocasa, Silvia Navarro, manifestó que "sabemos de la importancia del encuentro ante Porriño, que afrontaremos como cualquier otro partido, porque caeríamos en un error si salimos nerviosas o presionadas. Habrá que jugar como lo hemos venido haciendo hasta ahora, estando tranquilas y no perdiendo nuestra identidad". n