Deporte local

Por necesidad e ilusión

Deporte local

atletismo

Por necesidad e ilusión

Patricia Massó mantiene una notable actividad atlética, que le ayuda a reducir la incidencia de sus episodios de inflamación.
photo_cameraPatricia Massó mantiene una notable actividad atlética, que le ayuda a reducir la incidencia de sus episodios de inflamación.
Patricia Massó encontró en el atletismo una vía para luchar contra su enfermedad rara
Correr por necesidad, física y psicológica. Patricia Massó (Nigrán, 9 de mayo de 1969) practica atletismo desde hace más de una década y ya es una habitual en los podios de las diversas competiciones de atletismo popular en Vigo y el área metropolitana. Hasta aquí, su trayectoria es idéntica a los centenares de populares que cubren kilómetros, pero en su caso el deporte va más allá de una afición. Es pura necesidad. "Tengo varios problemas de salud, pero el más importante es una enfermedad rara, el Angioedema por deficiencia del inhibidor de C1", explica. Y su traducción es que "se hincha cualquier parte del cuerpo y, si se da en la cara o la boca, puedes asfixiarte y llegar a morir. También se pueden dar episodios internos de abdomen y estómago, que pueden ser peligrosos. En mi caso, he tenido bastantes internos, pero tuve suerte de no padecer ninguno de garganta. En los internos más graves llegué a estar una semana ingresada". Un problema grave y sin cura, que le obliga a llevar una cadena en el cuello con sus datos porque "me puede dar en cualquier momento y así acceden a mi historial. Si tengo un accidente o quedo inconsciente, me pueden tratar". 
Una situación de salud ya complicada, pero agravada en su caso porque "a raíz de esta, tengo otras más: hipotiroidismo autoinmune, hipertensión y hiperactividad bronquial, discopatía degenerativa en espalda y 2 hernias. A esto uno un pulso muy bajo, con 36 pulsaciones por minuto, y no se explican bien los motivos. Todo ello con su correspondiente medicación", explica la corredora residente en Nigrán. Debido a esta realidad, tiene una invalidez reconocida del 65% y, en contra de todo lo que pudiera pensarse, "el atletismo me va bien". 
Patricia Massó explica que llegó a este deporte "porque en mi caso no puedo hacer ninguno de contacto. Si llevo algún golpe, ya sufro una crisis". De esta forma, explica que "me diagnosticaron a los 21 años y tenía episodios semanalmente con fases bruscas. Desde que empecé con el atletismo, con la carrera, me bajaron bastante. Uno de los factores que influyen es el estrés e ir a correr me vino muy bien. Ahora tengo menos episodios y pocos ingresos". Una práctica que comenzó pasados los 35 años y tras diversas pruebas porque "los médicos no saben bien qué aconsejarte al ser una enfermedad rara". Afecta a una persona de cada 50.000 y Massó indica que en Galicia son siete los afectados. "Y no a todos nos afecta igual", matiza. 
Tras comprobar que el deporte funcionaba, la corredora ahora mantiene una rutina en la que " voy 2 o 3 días a la semana a Castrelos y hago entre 4 y 5 kilómetros, en función de mi estado". Eso sí, en carrera sí que afronta pruebas de 10.000 metros e, incluso, alguna de distancia superior con resultados "bastante buenos para lo que entreno. Es algo que sorprende a la gente. En la Vigo +11 tardé unos 48 minutos, que está muy bien para todo lo que tengo. En la Carreira da Esclerose terminé segunda en la general de 5 kilómetros y me dieron un montón de trofeos. Estaba más contenta que un cuco". Son los resultados más recientes, pero pasa por el podio de forma continuada en los últimos años gracias a su voluntad, a la ayuda de compañeros del CAR Marisqueiro y a la preparación a cargo de Pablo Lacaci: " Me da las instrucciones por Whasapp y me sirven los entrenamientos como motivación". 
Ya prepara su próxima carrera y también recibió la noticia de que "barajan hacerme un reconocimiento en Nigrán, que es donde resido, en 2020". Proyectos y proyectos para disfrutar del deporte siempre con una parte de la mente puesta en el Angioedema que "puede llegar en cualquier momento, sin avisar. Ya puedo estar en casa u otro sitio. El último ingreso hospitalario fue en Navidades y ahora me están dando mini crisis que durante dos horas sufro mucho dolor y tengo que estar con medicación y en cama".n

Más en Deporte local
Comentarios