Deporte local

Talento apagafuegos

Deporte local

mundial júnior de balonmano

Talento apagafuegos

Amilibia protagonizó el gran inicio de partido de España aunque, como el equipo, no lo mantuvo en el tiempo.
photo_cameraAmilibia protagonizó el gran inicio de partido de España aunque, como el equipo, no lo mantuvo en el tiempo.
Pol Valera destrabó con su calidad el pase a octavos de España ante una respondona Serbia

España derrotó ayer a Serbia en su segundo partido en As Travesas para conquistar su tercer triunfo en otros tantos envites. Lo hizo en un choque en el que volvió a adolecer de falta de continuidad en su juego, pero que resolvió Pol Valera con su talento y sus ocho goles.
Una vez más, España volvió a sacar el rodillo al comienzo del partido. Balonmano dinámico y veloz en los ataques posicionales y una defensa 5:1 muy activa de piernas que permitía a los pupilos de Isidoro Martínez disfrutar a la carrera. De este modo, Gonzalo Pérez y Amilibia tomaron las riendas al comienzo del choque para dejar grogui a un equipo balcánico que trataba de sobrevivir como el que se protege de una tempestad con una cucharilla.
Pero, igual que ocurrió el pasado jueves ante Túnez, España cortocircuitó. Y ese está siendo el gran lastre del equipo local en este Mundial: su irregularidad en los partidos. Tras ese inicio en pico, llegó el momento de la etapa valle.  Y Serbia lo aprovechó. Poco a poco, los balcánicos fueron descontando. Desde el extremo, desde la primera línea, incluso con el pivote. De repente, el 5:1 español ya no era indescifrable para los serbios.
Era momento de tapar las vías de agua. De apagar fuegos. Isidoro Martínez echó mano para ello de un bombero de primer nivel. El talento de Pol Valera volvió a lucir por la pista del Central de As Travesas. Tres goles consecutivos en acciones de gran talento -el tercero de ellos en un lanzamiento de espaldas inverosímil-. El problema es que en esta ocasión, los visitantes no estaban dispuestos a volver a perder comba en el marcador y fueron capaces de mantener la desventaja en torno a los dos goles, que se redujeron a uno con un contraataque sobre la bocina tras un error de España.
La segunda mitad comenzó con un intercambio de golpes. El equipo rojo -ayer de blanco- quiso mostrar su cara arrebatadora, pero enfrente se topó con la enorme agresividad -por momentos bordeando el reglamento- del 6:0 balcánico. El partido se enturbió, con un pique del meta Jandric con Gonzalo Pérez en el que el que uno de los colegiados tuvo que mediar.
España se mantenía por delante, pero siempre con exiguas diferencias de uno o dos tantos. De nuevo era momento de echar mano del apagafuegos Valera. Un nuevo arreón del jugador del Granollers, con tres tantos consecutivos, destrabó el partido y dejó impoluta la hoja de servicios de España en su Mundial: tres partidos, tres victorias y colíder del grupo A. Mañana (21:00), ante Japón, en idéntico escenario, el cuarto envite.

 España: 
Kilian Ramírez, Gonzalo Pérez Arce (6,2p), Natan Suárez (2), Adriá Martínez (3), Amibilia (3), Serradilla (1) y Montoya (1) -equipo titular- Jorge Broto (ps), Álvaro Martínez, Oliveras, Goenaga, Cadarso (5), Mamadou y Pol Valera (8,2p).
Serbia: 
Jandric, Vignjevic, Srdan Milic (1), Nikolic (3), Milenkovic (4), Ivanovic (3) y Tomic (3) -equipo titular- Micic, Trkulja, Todorovic (2), Mijatovic (2), Milan Milic (5), Maksic (1) y Milosavljevi (2).
Marcador cada cinco minutos: 
3-1, 6-2, 8-4, 9-7, 10-9, 13-12 (descanso); 17-15, 21-18, 22-21, 23-22, 25-24 y 29-26.
Árbitro: 
Mitrovi Novica y Vesovi Miljan (Montenegro ). Expulsaron con tarjeta roja por triple exclusión a Vignjevic (min.29). Exlusión a los locales Goenaga, Álvaro Martínez y Serradilla y a los visitantes Milenkovic, Todorovic, Mijatovic y Srdan Milic.

Más en Deporte local
Comentarios