El vigués jugó ayer un amistoso contra el Ourense veintidós meses después de su último partido con el Celta

Oubiña vuelve a competir

Borja Oubiña controla el balón entre dos futbolistas del Ourense, ayer en el campo de Barreiro. Foto: J.V. Landín
El 28 de marzo de 2009, Borja Oubiña fue titular en el partido de Liga que el Celta disputó en Balaídos contra el Albacete. Era su décimo cuarto encuentro desde que reapareció tras sufrir una grave lesión de rodilla en septiembre de 2007. Pero las molestias no habían desaparecido, su ligamento estaba dañado y tuvo que volver a pasar por el quirófano. Ayer, veintidós meses después de aquel choque frente al Albacete, el internacional vigués volvió a disputar un partido de fútbol. Un amistoso contra el Ourense en Barreiro que supone el paso casi definitivo en su vuelta a los terrenos de juego.
La principal razón del choque programado ayer contra el conjunto de la ciudad de As Burgas era, precisamente, dar minutos tanto a Oubiña como a aquellos miembros de la primera plantilla que menos han jugado hasta la fecha, como pueden ser Ortega, Túñez, Iago Aspas o Papadopoulos. Borja disputó setenta minutos en los que fue de menos a más. Se mostró muy participativo en la salida del balón y se ofreció una y otra vez a sus compañeros. Le falta ritmo y, como él mismo reconoció, más fondo físico. Nada que no se gane con los entrenamientos. La rodilla está perfecta. Eso es lo que importa.

David, con una contractura, se retiró del entrenamiento de ayer
David Rodríguez, máximo goleador del Celta esta temporada, dio el susto en el entrenamiento matinal de ayer, del que tuvo que retirarse antes de tiempo por unas molestias musculares. Tras ser examinado por el cuerpo médico del club vigués, se determinó que sufre una contractura en el adductor de la pierna derecha que, en principio, no le impedirá jugar el próximo sábado contra el Barcelona B (18:00, G2). De hecho, según el parte médico, se espera que hoy 'pueda entrenarse con total normalidad'.
Por otro lado, la buena noticia de la sesión fue que Roberto Lago se ejercitó al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. El lateral vigués se ha recuperado ya del esguince de tobillo que le impidió completar el encuentro ante el Xerez y posteriormente jugar en Cartagena, por lo que en principio recuperará la titularidad el próximo fin de semana en el Mini Estadi. De este modo, Víctor Fernández, su sustituto en Murcia, regresará el fin de semana al filial.
Quien no pudo entrenar ayer fue Dani Abalo, que padece una gripe que tampoco le dejó trabajar el martes y convierte en duda su concurso en el enfrentamiento del sábado que viene.
Asimismo, Ander Murillo apura su recuperación tras operarse del menisco. Ayer realizó carrera continua en las instalaciones de A Madroa y trabajó en solitario junto a uno de los recuperadores.

'La rodilla está perfecta, sólo me falta coger ritmo'
Al término del encuentro contra el Ourense, Borja Oubiña destacó su satisfacción. 'Estoy contento. Simplemente intenté hacerlo lo mejor posible. A nivel de piernas, estaba mejor al principio que al final y de pecho, al revés. Estoy cansado, pero se trata de coger ritmo', dijo.
El internacional añadió que 'tenía ganas de volver a jugar y setenta minutos están bien, sobre todo después de haber entrenado dos horas por la mañana. Si me lo dices hace nueve meses, te hubiera dicho que estabas loco'.
Por otro lado, el céltico aclaró que no arrastra ninguna secuela de su lesión. 'La rodilla está perfecta. Lo que falta es seguir entrenando y coger confianza poco a poco', señaló. De hecho, está listo para debutar en partido oficial. 'Yo estoy a disposición del cuerpo técnico y ellos tendrán que evaluar si me ven bien y puedo ayudar o no', remachó el mediocentro celeste.

Te puede interesar