La clase Tornado dejará de ser olímpica y los gallegos Echávarri y Paz no podrán revalidar en Londres su medalla de Pekín

Un oro irrepetible

Antón Paz y Fernando Echávarri, durante los Juegos Olímpicos de Pekín. Foto: archivo
Salvo milagro, el pontevedrés Fernando Echávarri y el arousano Antón Paz no participarán en los Juegos de Londres 2-. La Federación Internacional de Vela (ISAF) y el COI han acordado reducir de once a diez las clases olímpicas, aunque la decisión no será oficial hasta febrero y el ente federativo está estudiando una propuesta para reducir el número de participantes en cada categoría y no el número de clases.
La decisión se venía gestando desde hace meses meses y ahora ya está prácticamente confirmada, aunque, en principio, no se hará oficial hasta el mes de febrero. La clase Tornado, en la que los gallegos Fernando Echávarri y Antón Paz lograron la medalla de oro en los Juegos de Pekín, dejará de ser olímpica. En idéntico lugar se encuentra la Yngling, y en lugar de ambas lo más probable es que entre el Elliot 6 metros. El gran objetivo del Comité Olímpico Internacional (COI) es reducir el número de participantes en la disciplina para así garantizar una mayor seguridad. Debido a ello, acordó con la Federación Internacional de Vela (ISAF) reducir el número de clases de once a diez. No obstante, el ente federativo se reunió recientemente con representantes de la parte damnificada, como por ejemplo Antón Paz, que presentaron una propuesta que permitiría reducir el número de deportistas y al mismo tiempo garantizaría la continuidad de todas las clases. La idea es que en cada categoría haya uno, dos o tres participantes menos. Así, el número total de competidores bajaría de todos modos sin que se vea perjudicado el grueso de ninguna modalidad. Obviamente, la eliminación de la clase Tornado del calendario olímpico supondría un duro revés para los intereses del deporte gallego. Y es que Echávarri y Paz no sólo se hicieron con el oro en los Juegos de Pekín, sino que son los vigentes campeones del mundo y la primera pareja en el ránking internacional. Con su experiencia, acudirían a Londres 2012 como los grandes favoritos para revalidar un oro que, además, fue el primero para la vela gallega en la historia de los Juegos. El pontevedrés y el arousano se entrenaron muy duro durante los últimos ocho años para conseguir una medalla en Pekín. Cambiar de clase supondría un trabajo similar y, por tanto, renunciar casi de un modo definitivo a Londres para centrarse en 2016. Tal y como señaló ayer a este periódico Antón Paz, sería un objetivo muy a largo plazo para una pareja que al fin y al cabo ya lo ha conseguido todo en el mundo olímpico. Así, a expensas de la decisión definitiva, que se hará pública a principios de 2’, todo parece indicar que Fernando Echávarri y Antón Paz no podrán revalidar el oro que obtuvieron de un modo tan brillante el pasado mes de agosto en las aguas de China.

Te puede interesar