Deporte local

Once finales para la salvación

Deporte local

Once finales para la salvación

Óscar García da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento de esta semana en A Madroa.
photo_cameraÓscar García da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento de esta semana en A Madroa.
El Celta tendrá que superar con creces los ocho puntos que sumó en la primera vuelta ante los rivales que le quedan
El Celta abrirá el próximo sábado ante el Villarreal, a las 17:00 horas en Balaídos, una serie de once finales en las que se jugará la permanencia en Primera División. Decimoséptimo clasificado cuando se decretó el estado de alarma por el coronavirus, el equipo de Óscar García Junyent cuenta con un solo punto de renta sobre el descenso antes de afrontar un tramo final de competición en el que se medirá con rivales que luchan por el título (Barcelona), por Europa (Real Sociedad, Atlético de Madrid, Villarreal) o por la salvación (Valladolid, Alavés, Mallorca, Espanyol) e incluso algunos que podrían estar ya sin objetivos cuando llegue el encuentro, como Betis, Osasuna o Levante. En cualquier caso, el conjunto celeste deberá superar con creces los ocho puntos que sumó en total en la primera vuelta contra estos rivales para alcanzar los 40 que habitualmente garantizan la continuidad en la máxima categoría.
El Celta llegaba a esta recta final del campeonato en el mejor momento de la temporada, tras encadenar cinco jornadas sin perder -con dos victorias en casa y tres empates a domicilio– y con unas buenas expectativas, ya que tenía que disputar ante su afición seis de los once encuentros que le restaban para cerrar el curso.
La irrupción del coronavirus, sin embargo, neutralizó esas dos ventajas. Después de dos meses sin entrenar, y tres sin jugar, el rendimiento de un equipo que empezaba a coger velocidad de crucero resulta una incógnita. Y el hecho de jugar la mayor parte de los partidos en Balaídos tampoco otorga ahora una gran superioridad, teniendo en cuenta que los encuentros se desarrollarán a puerta cerrada.
De esta manera, el Celta tendrá que mentalizarse para dar marcha atrás al reloj y volver a ser el equipo que se mostró tan sólido antes del parón (los vigueses no encajaron un solo gol en las tres jornadas que precedieron al estado de alarma).
El primer obstáculo será el Villarreal, un rival que en los últimos tiempos siempre le ha venido bien al Celta cuando estaba en apuros. La victoria en Balaídos de la pasada temporada (3-2) supuso el inicio de la 'reconquista' que llevó al conjunto celeste a conseguir la permanencia en las últimas jornadas. Y este mismo curso, el bloque celeste logró en La Cerámica uno de los dos triunfos que sumó en toda la primera vuelta (1-3), de nuevo con dos goles de Iago Aspas.
A continuación, el miércoles 17 (19:30 horas), el Celta visitará a un rival directo, el Valladolid, que ocupa el decimoquinto puesto en la clasificación con 29 puntos, tres más que los celestes, y perdió los dos últimos partidos antes del parón, ante la Real Sociedad (1-0) y el Athletic (1-4).
En la primera vuelta, ambos equipos empataron sin goles en Balaídos, un resultado que los de Vigo tendrán que mejorar para seguir escalando posiciones.
Esa semana será muy importante para el conjunto de Óscar García Junyent, que después recibirá a otro rival que todavía no tiene asegurada la permanencia, el Alavés, decimocuarto con 32 puntos y que en la primera vuelta se impuso en Mendizorroza (2-0) con tantos de Magallán y Lucas Pérez.
El Celta afrontará seguidamente dos choques muy complicados, en San Sebastián contra la Real Sociedad –cuarto en la tabla con 46 puntos y que ganó 0-1 en Balaídos con un gol de Isak– y en casa frente al Barcelona, líder con 58 y que en la primera vuelta goleó a los vigueses (4-1) con un triplete de Messi y otro tanto de Busquets.
En la jornada 33ª, el bloque celeste visitará a otro rival directo, el Mallorca, decimoctavo con 25 puntos, y en la siguiente recibirá a un Betis que se encuentra en la zona media de la clasificación.
El Celta volverá a Balaídos en la 35ª jornada para medirse con el Atlético de Madrid, sexto, y después encarará los tres últimos encuentros ante rivales de la zona media y baja: Osasuna, undécimo con 34 puntos; Levante, decimotercero con 33; y Espanyol, colista y al que visitará en la última jornada. n

Más en Deporte local
Comentarios