Atlántico

FÚTBOL

Odisea africana del Coruxo

El equipo vigués queda retenido en Melilla tras suspenderse su partido por fuertes vientos
La expedición del Coruxo durmió anoche en Melilla, después de no poder disputar el partido previsto.
La expedición del Coruxo durmió anoche en Melilla, después de no poder disputar el partido previsto.
Odisea africana del Coruxo
El Coruxo vive desde ayer una verdadera Odisea africana debido a las inclemencias meteorológicas que se registran en estos momentos en Melilla, ciudad en la que debía enfrentarse al conjunto local.
Tras la histórica clasificación para la Copa del Rey conseguida el pasado miércoles en Salamanca, el equipo vigués tenía previsto enfrentarse al cuadro melillense ayer a las 11:30 horas, un partido correspondiente a la duodécima jornada de liga de Segunda División B, para regresar el mismo día en avión.
Sin embargo, todo se empezó a torcer a primera hora de la mañana. Las previsiones de fuertes vientos llevaron al Ayuntamiento de Melilla a cerrar el campo municipal en el que juega el equipo de fútbol de la ciudad, por lo que el partido quedó aplazado sin fecha alternativa, ya que, además esas previsiones se mantienen hasta el jueves.
La expedición viguesa se trasladó entonces al aeropuerto de la ciudad norteafricana para regresar a Vigo vía Madrid en un avión de Iberia, pero allí se encontraron con que la aerolínea española había cancelado el vuelo, debido también a las condiciones meteorológicas adversas.
Tras unas horas de espera, sobre las tres de la tarde Iberia comunicó al club que la plantilla y el cuerpo técnico del Coruxo no podrían volar a la península hasta mañana martes. Este nuevo viaje, incluía una escala en Barcelona, adonde el equipo llegaría sobre las 11:30 horas para aterrizar en Vigo sobre las 19:30 horas.
El club, sin embargo, continuó realizando gestiones y finalmente consiguió que la expedición regrese hoy mismo, aunque para ello debe tomar un ferry en el puerto de Melilla a las 7:30 horas, que llevará al equipo hasta Motril, donde tiene previsto arribar sobre la una de la tarde. La plantilla viajará por carretera hasta Granada y en la capital andaluza tomará un vuelo chárter que, en principio, aterrizará en Vigo hoy mismo a las 17:25 horas.
Después de pasar la noche en Melilla y viajar durante el día de ayer, el Coruxo tendrá que hacer frente a un calendario que ya estaba cargado por la disputa de tres competiciones –Liga, Copa Federación y Copa del Rey– y que ahora se apretará todavía más al tener que recuperar el encuentro con el equipo norteafricano.
El conjunto que entrena Míchel Alonso dispondrá de cuatro días para preparar el próximo partido liguero, que disputará el próximo domingo a las 17:00 horas en el campo de O Vao contra Las Rozas, y el jueves siguiente, día 21, tendrá que jugar la semifinal de la Copa Federación, en la que se enfrentará al Tudelano a domicilio.
Este mismo mes, el Coruxo conocerá a su rival en la Copa del Rey y antes de final de año tendrá que afrontar la eliminatoria del torneo del KO. Una serie de compromisos que obligarán al club a hacer encaje de bolillos para encontrar una fecha en la que recuperar el partido contra el Melilla.
Pero antes de que llegue todo eso, el principal objetivo del club vigués es regresar a la ciudad durante la jornada de hoy, un viaje que realizará por mar, tierra y aire. n