Atlántico

REMO CAMPEONATO DE ESPAÑA

"No compito contra nadie"

El moañés Suso Valverde, con 55 años, consiguió el bronce en el Nacional de remo adaptado

Suso Valverde posa con su medalla de bronce minutos después de disputar la final de remo adaptado.
Suso Valverde posa con su medalla de bronce minutos después de disputar la final de remo adaptado.
"No compito contra nadie"

Suso Valverde, remero del SD Samertolameu, consiguió el pasado fin de semana el tercer puesto en la categoría de remo adaptado del Campeonato de España de remo que se celebró en Banyoles (Girona). 
Valverde, de 55 años, convive con una lesión medular desde hace 8, cuando tuvo un accidente que lo dejó en silla de ruedas. Sin embargo, llevaba haciendo remo desde los 21 y decidió no dejarlo: "Solicité un barco a la Federación Española, empecé a entrenar y ahora estoy haciendo remo adaptado". El moañés dedica seis días a la semana a entrenar. "Unos días entreno en tierra, en el gimnasio y otros salgo al agua", comenta. Dos horas al día es lo que emplea para ponerse en forma para remar.
Confiesa Suso que, a la hora de entrenar después de la lesión, hay grandes diferencias en la preparación. La más grande, según él, es "el equilibrio que tiene el remero. Una vez que tienes una lesión medular, no tienes el control del tronco. Te falta el equilibrio y el barco tiene que estar adaptado, con unos patines a los costados para mantener el equilibrio cuando hay balanceo". El remero compara esta modificación a "los ruedines de una bicicleta".
Comenta Valverde que "se siente muy orgulloso" de la medalla de bronce en el Campeonato de España. Se acuerda en especial de "toda la gente que me apoya. A mí me tienen que subir y bajar del barco, ayudarme a embarcar, salir, bajar del bote...".
En cuanto a planes de futuro, Suso Valverde no piensa en competiciones internacionales: "Me coge mayor para eso". Su plan es "mantenerme, tratar de luchar contra mí mismo, superar mis metas. No tengo que competir contra nadie. Voy a cumplir 56 años y mi rendimiento va a ir para abajo. Mantenerme ahí va a ser cada vez más difícil y quiero ser realista", añade.n