El agente del técnico, no obstante, dice que no han empezado las negociaciones y ve este plazo 'precipitado'

Mouriño quiere renovar a Paco Herrera esta misma semana

Carlos Mouriño, junto al consejero Antonio Rosendo, en su comparecencia ante los medios de comunicación. Foto: J.V. Landín
Carlos Mouriño quiere que Paco Herrera siga entrenando al Celta más allá del 30 de junio y espera asegurarse de ello cuanto antes. De hecho, el presidente, que ayer compareció ante los medios de comunicación para repasar la actualidad del equipo, explicó que ya se han iniciado los contactos con el técnico y que intentará llegar a un acuerdo definitivo con la mayor celeridad posible: 'Ya hemos hablado con él y cuando hay una buena disposición por las dos partes es muy difícil no llegar a un acuerdo.
En este momento no está cerrado, pero creemos que la predisposición es muy buena. A mí y al míster nos gustaría cerrarlo antes de las vacaciones'. Por tanto, la previsión es que las negociaciones lleguen a buen puerto esta misma semana, ya que el lunes la plantilla y el cuerpo técnico comienzan su período de descanso navideño.
Eso sí, una de las partes interesadas todavía no ha aparecido en escena. El club aún no ha hablado con Iñaki Ibáñez, representante de Paco Herrera, que ayer admitió que el plazo puesto por Mouriño 'es un poco precipitado. Es normal que queden flecos pendientes y tenemos que hablarlos. De momento, no nos hemos reunido'. El presidente espera que Ibáñez se desplace a Vigo hoy o mañana –'tiene que venir lo antes posible', dice–, aunque el agente no quiso confirmar este punto.

Un posible contrato largo
Uno de los flecos de los que habla Ibáñez es la duración del nuevo contrato. Mouriño reconoció ayer que el club estaría dispuesto a ofrecerle más de un año: 'La idea del Celta se ajustará a las dos partes. Al club no le asustan los contratos de larga duración. Pero tenemos que ir paso a paso'.

'A Falcón no le podemos hacer una oferta hasta saber si vamos a subir'
Al margen de la de Paco Herrera, la directiva del Celta tiene dos renovaciones pendientes sobre la mesa. Michu e Ismael Falcón terminan contrato el 30 de junio, por lo que a partir del 1 de enero podrán negociar con cualquier otro club. Carlos Mouriño reconoció ayer que no hay avances en ninguno de estos dos frentes. En el caso de Michu, las negociaciones siguen totalmente estancadas. 'El representante considera que no es el momento de sentarse a hablar. Ahí ya no depende de nosotros', explicó el presidente, que con estas palabras dejó patente que cuenta con esperanzas prácticamente nulas de que el centrocampista asturiano continúe en el conjunto celeste.
La renovación de Falcón también se encuentra en vía muerta. Su buen rendimiento y el hecho de que en seis meses quede libre provoca que sea una pieza bastante cotizada en el mercado. Es probable que en los próximos meses le lleguen suculentas ofertas de equipos de Primera, con las que el Celta sólo podrá competir si logra el ascenso: 'Con Falcón tenemos que esperar a ver qué pasa, si subimos o no, para poder hacerle una oferta concreta. No podemos garantizarle un salario que si no estamos en Primera no estaríamos capacitados para pagar'. Eso sí, Mouriño se niega a dar por perdido al portero: 'Para nosotros sería ideal mantener a Falcón. Él sabe las circunstancias y creemos que es mejor esperar para sentarnos con él'.

Da por hecho que Torrecilla y Toni Otero seguirán
Los contratos del director deportivo Miguel Torrecilla y del responsable de la cantera Toni Otero finalizan el 30 de junio, pero Mouriño no tiene ninguna duda de que ambos seguirán a pesar de que aún no se hayan sentado a negociar. 'Toni y Torrecilla son gente de la casa. Todavía no lo hemos planteado ni hemos hablado, pero lo damos por un hecho. La gente está por la labor y creo que no habrá problema ninguno', explicó.

Álex López podría ayudar a ascender al Celta B en junio
En el supuesto caso de que el Celta suba a Primera y que el Celta B se meta en el 'play-off' de ascenso, Álex López, que aún tiene ficha del filial, reforzará al segundo equipo una vez finalizada la competición en Segunda. 'Es de agradecer que esté dispuesto a sacrificarse en ese aspecto por su club', dijo Mouriño.

Insiste en que no han llegado ofertas por jugadores
'A día de hoy, el Celta no tiene ninguna comunicación ni oficial ni extraoficial de ningún club que haya llamado para interesarse por un jugador del Celta, ni siquiera para preguntar', dijo ayer Mouriño, que también insistió en que, a no ser que la oferta sea irrechazable, no se venderá a ningún futbolista.

Te puede interesar