El club vigués aprobó ayer en una pacífica junta extraordinaria una ampliación de capital de 24 millones de euros

Mouriño desvela ante los accionistas que ya ha inyectado casi siete millones en el Celta

Vista panorámica de la junta general de accionistas extraordinaria del Celta que se celebró en la tarde de ayer en el Centro Social Caixanova. Foto: j.v. landín
El Celta celebró ayer una junta general de accionistas extraordinaria cuyo principal objetivo era aprobar una ampliación de capital necesaria para proseguir con el saneamiento económico del club. Todos los puntos del orden del día se aprobaron por una mayoría aplastante y las voces discordantes fueron muchas menos de lo habitual. Por su parte, Carlos Mouriño se defendió ante aquellos que le acusaron de tratar de sacar provecho económico de su paso por la presidencia celeste y desveló que ya ha inyectado casi siete millones de euros en el club, más del doble de lo que se había hecho público.
En apenas hora y media, el Celta solventó una junta general de accionistas extraordinaria en la que se aprobó una propuesta de ampliación de capital de 24 millones de euros. Asimismo, el presidente y máximo accionista del club, Carlos Mouriño, desveló que ya ha inyectado casi siete millones de euros de su capital particular en la entidad olívica, más del doble de lo que se había hecho público. La asistencia fue pobre. 72 accionistas acudieron en persona y 36 estuvieron representados. Entre todos, componían el 47,12% del capital del Celta. Sin embargo, sólo Mouriño posee ya el 39,84% de las acciones, por lo que la aprobación de todos los puntos por una mayoría abrumadora era segura. Así fue, desde la composición de la mesa hasta la ampliación de capital, pasando por la renovación por dos años del mandato del actual consejo de administración al completo. En un tiempo récord, casi sin oposición del respetable. Hubo voces discordantes, sí, pero las menos. Uno de los accionistas acusó a Mouriño de proponer la ampliación de capital para adquirir el 51% de las acciones de la entidad y posteriormente sacar provecho económico. Nada más lejos de la realidad, aclaró el mandatario. Es más, el presidente del Celta aseguró que con posterioridad al inicio del proceso concursal inyectó cuatro millones de euros de su capital privado en el club. Esto, unido a los dos préstamos que realizó por valor de casi tres millones —ya conocidos— evidencia el esfuerzo personal que el mandatario ha tenido que realizar desde su llegada a Praza de España. En total, ya son casi siete millones de euros los que ha invertido en el club vigués. Dinero que, con total seguridad, no podrá recuperar. Una vez que el director general del Celta, Antonio Chaves, expuso ante los presentes los pormenores del proceso concursal que el club ya ha superado, el presidente aclaró que la ampliación de capital responde a un imperativo del juez que llevó el caso. Es más, Mouriño apuntó que es posible que posteriormente haya que realizar una reducción de capital para evitar que la entidad entre en causa de disolución. Y es que si aumenta el capital del club, también tendrían que hacerlo los fondos propios para alcanzar los dos tercios de dicho capital que se exige por Ley. Sin apenas intervenciones de los accionistas que destacar, el consejo de administración que preside Carlos Mouriño superó la asamblea con menos oposición que en las anteriores, lo que evidencia que la afición celeste aprueba la gestión que desde Praza de España se ha realizado en los últimos años en el apartado económico.

Te puede interesar