Atlántico

CELTA

Mos adecuará su PGOM al proyecto del Celta en 10 días

Se abrirá después un periodo para alegaciones y la Xunta podría cerrar el proceso en junio
Los capitanes pudieron ojear cómo quedará el recinto tras las obras que se están llevando a cabo.
Los capitanes pudieron ojear cómo quedará el recinto tras las obras que se están llevando a cabo.
Mos adecuará su PGOM al proyecto del Celta en 10 días

La fecha fijada es el próximo día 30, con motivo del pleno del Concello de Mos. En dicho cónclave, se aprobará inicialmente la modificación puntual del plan general de ordenación municipal que permitirá la construcción de la segunda fase de la ciudad deportiva del Celta, que incluye un estadio y un centro comercial. Se trata de una condición sine qua non para llevar a cabo el proyecto global del club, ya que supondrá la recalificación del terreno situado, entre otras, en la parroquia de Tameiga. 

Fue la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, la encargada ayer de dar la noticia de que la administración local entregará hoy mismo al resto de la corporación toda la documentación para proceder a la aprobación en pleno el próximo día 30, que está garantizada al tener la mayoría el Partido Popular de la regidora. A partir de ahí, se abre un plazo de dos meses exposición pública y alegaciones. Con todo, la propia Arévalo se ha comprometido a explicar el proyecto en la parroquia de Tameiga para favorecer, en lo posible, la aceptación de una iniciativa que ha levantado la oposición del resto de grupos políticos del municipio, de la Comunidad de Montes de Tameiga y de varias comunidades de aguas de la zona.

En los últimos meses, el Celta ha insistido en que la aprobación contase con todas las garantías jurídicas. Porque la idea del club es acabar cuanto antes –entre seis y ocho meses– con la primera fase y, a partir de ahí, dar continuidad al proyecto, aunque por el momento le ha sido imposible llegar a acuerdo alguno con los comuneros de Tameiga.

Nidia Arévalo, alcaldesa de Mos, aclaró por otro lado que "en las dos próximas semanas, estará la licencia para los vestuarios" dentro de la primera fase porque ya tiene el visto bueno de Patrimonio tras el estudio del hallazgo arqueológico en la zona. A partir de ahí, se espera que en seis u ocho meses se terminen estas obras y que la mudanza de los dos primeros equipos se produzca para el inicio de la próxima temporada.
En cuanto a la segunda fase, Arévalo aclaró los pasos a dar: "Mañana mismo se le entregará a la corporación la documentación para que en el pleno del día 30 aprobemos inicialmente la modificación del plan. Hasta ahora ha sido un procedimiento engorroso, lento pero está todo como debe estar". Tras la exposición pública para alegaciones, "la Xunta tiene que recabar todos los informes de las administraciones.  En febrero podría darse la aprobación provisional y en abril, la Xunta podría entregar la licencia definitiva. Para mayo o junio, el trámite debe estar terminado".  Después, faltaría hacerse con los terrenos, pero "confío en el acuerdo con los vecinos y con la comunidad de montes".n