Atlántico

CELTA

Mina a Vigo, Maxi a Valencia

Los delanteros están ya en las ciudades de destino a la espera de que hoy se cierre la operación entre Celta y Valencia

Santi MIna, en la terraza de la cafetería de la sede del Celta en la mañana de ayer.
Santi MIna, en la terraza de la cafetería de la sede del Celta en la mañana de ayer.
Mina a Vigo, Maxi a Valencia

Un día más de espera. No es que nada se haya torcido, sino que cuesta enhebrar la aguja de toda la documentación requerida para dar con los huesos de Maxi Gómez en el Valencia y con los de Santi Mina y Jorge Sáenz en el Celta. Donde acabarán, según todas previsiones, hoy mismo. De hecho, los dos principales protagonistas ya están en las ciudades de sus futuros clubes y en Príncipe se perfila una presentación lo más multitudinaria posible del delantero vigués para mañana a las 20:00 horas en el estadio de Balaídos.
La jornada de ayer se abrió con Maxi Gómez y Santi Mina siendo objeto de fotografías. El primero, con todo mucho más organizado, en el aeropuerto de Valencia al aterrizar de su largo viaje desde Uruguay. El segundo, con imágenes robadas cuando se acercó de mañana hasta la sede de la calle Príncipe para ultimar detalles ya propios de un jugador fichado. Los dos, satisfechos de estar en el lugar donde han elegido estar. Gómez lo verbalizó rodeado de micrófonos tras bajar del avión: "Estoy contento, muy contento. Feliz, muy feliz". No es que el charrúa no tenga más discurso, sino que las normas del fútbol actual marcan que los futbolistas sólo deben explayarse cuando un medio del propio club les pregunte. Para los demás –incluidas las aficiones– frases vacías.
Tras gastar esa poca saliva, Maxi pasó el reconocimiento médico con el Valencia. Y, después, a lograr la cuadratura del círculo en la firma de todos los acuerdos que incluye la operación. Tantos que se dilató el anuncio oficial hasta, al menos, hoy. Y todavía no hay seguridad plena de que Jorge Sáenz, el joven central incluido en la operación como cedido al Celta por las dos próximas temporadas, esté plenamente de acuerdo con todos los apartados de su contrato, que incluye cláusulas varias: de compra por el club vigués, de recompra por el che, de liberación, de recuperación desde el Turia...
La acción estaba en Valencia. En Vigo, todo se aplazó hasta hoy y mañana. Con todo tan avanzado, esta misma mañana podría haber fumata blanca. Así, Mina incluso podría unirse ya en la sesión vespertina de entrenamiento prevista por el primer equipo celeste y Maxi podría retornar a sus vacaciones en Paysandú antes de ponerse a las órdenes de Marcelino García Toral. Hoy puede ser el viernes de pasión en que esta larga operación quede resuelta.